viernes, 30 de diciembre de 2011

Colaboración con Cienmanos


No quería que fuera la última semana del año la única en la que se quedara este blog sin actualizar pero, como no tenía ningún microrrelato que me llenara lo suficiente, prefiero aprovechar esta entrada para deciros, por si a alguien le interesa, que acabo de mandar mi colaboración al proyecto de micronovela conjunta "Cienmanos". Me ha tocado el capítulo 15 y la ilustradora que trabajara conmigo en este capítulo es Isabel Garmon. Si queréis ver cómo ha quedado podríes verlo publicado en el blog de Cienmanos el próximo 8 de enero. Aprovecho para desearos, a todos aquellos que alguna vez me leéis, lo mejor para el año que viene, que se presenta al menos tan duro como el que ya termina.

martes, 20 de diciembre de 2011

Voluntad divina


Desde pequeño limpiaba la iglesia y era monaguillo en las liturgias: había nacido para servir al Señor. Su devoción le mantuvo alejado de las tentaciones, incluidas las carnales, por lo que habitualmente escuchaba, a sus espaldas, palabras como marica y afeminado. Sin embargo su amor por Dios podía con todo. Su vida cambió cuando las fantasías de una niña le transformaron en violador. Él, que se confesaba si mataba una mosca. Al ponerse todos en su contra decidió rendir cuentas al único capaz de juzgarle. Su compenetración era tan intensa que le bastó una soga para llegar hasta él.


viernes, 16 de diciembre de 2011

Sin respiración

“Este elemento representa el 20,9% en volumen de la composición de la atmósfera terrestre” Esto no se lo contarán en el colegio. “Es un gas incoloro, inodoro e insípido” Jamás llegará a comprender completamente estas palabras. No le importará si fue Scheele o Priestley su descubridor. Como mucho podrá retener esa imagen de un cero grande, con un dos pequeño colocado abajo, a su derecha. Pero todo eso da igual, lo importante es que nunca sabrá que la dejadez de aquellos médicos le privó de él unos segundos eternos. Cuando aquellas tenazas le sacaron ya estaba condenado para siempre.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Pobre diablo


Llegó de Valparaíso hace meses pero sigue sintiéndose un extraño. A Jesús Santos Bautista le llaman “El Diablo”, no por burla sino por malvivir en el llamado Callejón del Infierno, junto a la Plaza Mayor. Allí sentado, junto a su mochila y el cartón de vino, comprueba a diario su invisibilidad ante los demás. A sus treinta años sólo aspira a que la suerte, la buena, le saque del pozo y poder descansar para siempre. Sabe que está cerca de conseguirlo: el invierno ya lo ha vivido aquí y el de este año dicen que será aún más frío.


viernes, 2 de diciembre de 2011

Trémulo.



Por fin quietas. Se miró las manos y vio que habían dejado de temblar. Después de varios días soportando ese seísmo interno que le hacía estremecerse, de aguantar las voces que le reventaban la cabeza, y de reprimir todos aquellos impulsos asesinos que le atormentaban, sus manos habían encontrado la paz. A su lado las cajas de medicamentos se desparramaban por el suelo y se unían al caos que invadía la cocina. Frente a él, sentada contra la pared, estaba Elisa mirándole con los ojos desencajados. Esa fue la última imagen que tuvo de ella. Después todo fue oscuridad.


martes, 22 de noviembre de 2011

Sueños y mentiras


Tiene 19 años y anhela trabajar en Europa como bailarina, pero su pobreza supera a su arte y a su belleza. Un milagroso préstamo de 3000€ y la promesa de un trabajo la traen hasta España. Aquí sus sueños se evaporan nada más llegar al comprender que no serán sus bailes los que paguen la manutención y las deudas contraídas. Alcohol, cocaína, preservativos y babas conforman el peaje de vuelta, allanado ligeramente por un pequeño tesoro escondido bajo el colchón. Cada noche saca la fotografía, la besa y, sollozando, tararea la nana que siempre le cantaban antes de dormirse.


miércoles, 16 de noviembre de 2011

Un microrrelato hecho canción



Hace un tiempo colaboré con Clara Valera en su proyecto "Escríbeme una ilustración" y a partir de la imagen que ella me envió, me salió el microrrelato que publiqué hace un tiempo. Pues bien, ayer me he enterado de que ese microrrelato ha sido convertido en canción gracias a la dulce y envolvente voz de Quesia. Como esto me ha hecho mucha ilusión, os dejo el enlace a la canción por si a alguno le apetece escucharla. Además os dejo el enlace al microrrelato por si alguien no lo leyó en su momento.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Domingo de difuntos


Hoy, para variar, os dejo con una entrada que no llega a las 99 palabras. Se trata del intento que hice para el juego de noviembre de "Cuentos y más" la página de los textos cortos. En este caso se trataba de escribir un micorrelato en el que todas las palabras empezaran por D.


Esto es lo que me salió:

Domingo de difuntos

"Delirante día de difuntos. Danza desafiante de desdichados, deseosos de despedirse del deambular diario. Decorado dantesco de desechos, despojos,… Derroche de duelo, de desdicha, de decepción, de degradación. Domingo decrépito, domingo de dolor"

martes, 8 de noviembre de 2011

Lo peor del amor



“Lo peor del amor cuando termina son las habitaciones ventiladas…” Hasta ese día no comprendió esas estrofas que tantas veces había escuchado.

Entonces, para retener lo que aún quedaba allí de ella, decidió no abrir más las ventanas del apartamento. Tampoco la puerta. Dejó de alimentarse buscando que aquellos últimos besos perduraran en su boca y se dejó empapar por el olor cansino a soledad, recuerdos y fotos caducadas que iba invadiéndolo todo.

Hoy un forense ha certificado su muerte. Entre decenas de palabras ilegibles el informe esconde la enfermedad maldita que se lo llevó: “cáncer en el alma”.

jueves, 3 de noviembre de 2011

Al natural


Cada tarde, a las cinco, sale a la plaza y entre los gritos de unos y las risas de otros, va esquivando embestida tras embestida.
La suerte de varas le llegó a lomos de la cooperativa que le estafó casi todos sus ahorros. Las banderillas las sufrió al cerrar la empresa en la que trabajaba. La estocada llegó al marcharse su mujer con sus dos hijos.
Hoy la mezcla antidepresivos-alcohol le hace escuchar las bocinas, como si fueran clarines. Es entonces cuando se quita la chaqueta y, toreando al natural, espera que algún conductor despistado le dé el descabello.


miércoles, 26 de octubre de 2011

El regalo


Aunque era la noche de Reyes no deseaba regalos como el que tenía entre sus manos. Lo miró con desdén durante unos segundos, lo envolvió, salió a la calle y lo depositó en el primer contenedor que encontró. Luego se acostó hasta que el timbre interrumpió su sueño. Fue la última vez que pudo dormir varias horas seguidas. Desde entonces la pena y los remordimientos eternizan sus días en prisión.
A pocos kilómetros otra mujer disfruta de su vigilia. Y es que para ella nada hay más placentero que pasar la noche en vela cuidando de su recién llegado.


viernes, 21 de octubre de 2011

Colaboración en el libro "Blanco, rosado y tinta"


Si la semana pasada me llevé la alegría de ver publicados cuatro de mis microrrelatos en la Revista Narrativas, ayer al llegar a casa me encontré con una carta del Gobierno de la Rioja con el libro "Blanco, rosado y tinta". En él se incluye una selección de 100 de los 3025 microrrelatos presentados a la última edición del certamen "El Rioja y los cinco sentidos"

La sorpresa llegó cuando descubrí que el microrrelato que yo había mandado, "La última cena", había sido seleccionado en dicho libro. Por eso hoy os dejo con el texto que mandé y con las dos obras ganadores del concurso: "Estirpe", de Javier Fernández Elena y "Amanece", de Gertrudis Graciela Delgado Padrón.


LA ÚLTIMA CENA
Se miran y brindan entrelazando sus manos. Juan saborea el Rioja pensando que aquellos intensos aromas serán uno de los últimos placeres para Carmen. De hoy no pasa. Carmen juguetea con la copa segura de que el poco paladar de Juan bastará para no apreciar el amargo sabor a almendras.


ESTIRPE
Lo supo en el mismo instante en que la primera gota tiñó la tierra. Sería un tinto denso, firme, con carácter. Cada copa llevaría un pedazo de su estirpe. Cada sorbo, la dulce complicidad de su secreto. Lo supo allí, con la azada aún en sus manos, mientras el cuerpo del capataz se desangraba sigiloso entre las cepas.


AMANECE
Sólo cuando el vino les ablandó el alma amaneció la noche.

viernes, 14 de octubre de 2011

Colaboración con la revista "Narrativas"

Hay veces en las que el trabajo me absorbe más de la cuenta y no me queda ni un segundo libre para relajarme y poder escribir algo. En momentos de estos viene bien una ayuda externa que te dé algo de moral y eso es lo que me ha pasado hoy. Esta mañana me he encontrado en el correo con la noticia de que acababa de salir el número 23 de la revista Narrativas y cuatro de mis microrrelatos han tenido el honor de aparecer allí (pág. 123). En concreto los micros son: "Recuerdos de la feria", "Bultos personales", "Póntelo, pónselo" y "El huerto de los sueños". Os dejo aquí el enlace por si queréis echar un vistazo: http://www.revistanarrativas.com/

miércoles, 5 de octubre de 2011

Amistades plúmbeas

Julián aún no acaba de creérselo, Febre, el vagabundo del pasadizo de Recoletos, falleció anoche. Le veía a diario, tanto al llegar a la oficina, como al marcharse, como si fuera parte del paisaje. Allí sentado dejaba correr la vida sin importarle a qué velocidad pasara, acompañado de un chucho, el cartón de don Simón y unos soldaditos de plomo. Julián sabe que le echará en falta y que tardará en recuperarse del disgusto. Además nunca se perdonará el no haber intimado más con él. Seguro que así habría conseguido que Febre le regalara aquellos soldaditos que tanto deseaba.


miércoles, 28 de septiembre de 2011

¿Malas noticias?


Durante los últimos días el titular de los telediarios se estaba convirtiendo en habitual: “varón se suicida…” Sólo cambiaba la edad y su final: unos lo hacían tirándose de un puente, otros con un tiro en la sien, los menos se quemaban a lo bonzo.

Al principio el hecho causó gran impacto pero la gente se estaba acostumbrando y ya no sorprendía. Es más, en algunas casas la noticia de los repetidos suicidios iba acompañada por suspiros de alivio. Decenas de mujeres disfrutaban de la vida desde el momento en el que el maltratador se había convertido en suicida.


martes, 20 de septiembre de 2011

La vida en cenizas

Raquel ha vuelto al huerto. Hace tiempo que Juan la dejó, pero sigue bajando porque allí está todo lo que queda de él. Cuando comprendió que lo había perdido tiró todas sus cosas; sabía que aquel último beso siempre les acompañaría. No fue su beso más apasionado pero sí el más dulce. Sabe que a pesar del frío y la rigidez de su rostro él se lo llevó cuando su cuerpo quedó hecho cenizas. Así cada agosto, sentada bajo la sabina, recoge los tomates, los paladea parsimoniosamente y disfruta en ellos, bocado a bocado, el sabor de su Juan.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Los pecados del viajero


A Leandro le encanta viajar en tren. No por evitar atascos o rememorar su niñez, sino por motivos más carnales: el vaivén del Cercanías, unido a la visión de tantos cuerpos voluptuosos, le provoca una excitación difícil de superar. Así, se pasa cada viaje imaginando las más retorcidas prácticas sexuales con cada una de las viajeras, encontrándoles a todas algún encanto. Al llegar a su parada marcha, casi a la carrera, hasta su trabajo y se alivia recordándolas. Una vez saciadas sus ansias se pone la sotana y se reconcilia con Dios repartiendo a sus feligreses castigos y penitencias.


jueves, 8 de septiembre de 2011

Deseos mutilados

Afila bien la hoja, la limpia y recita los versículos correspondientes. Es el momento. Al entrar en la habitación le espera una muchacha, casi una niña, en cuyos ojos se refleja el pánico que la invade. Aterrada, defendiéndose a gritos y empellones, ve cómo esas manos, antes amigas, anulan sus esfuerzos.

Pronto los gritos de dolor, provocados por el cuchillo, son seguidos por un silencio absoluto. Pese a la hemorragia ella sí despertará. A partir de ahora la ansiedad y la depresión serán sus compañeros inseparables. Jamás disfrutará de su sexualidad por pecadora. Su pecado: ser mujer y africana.


miércoles, 7 de septiembre de 2011

Amoríos en el charco de las ranas




Hoy tengo el honor de colaborar con el microrrelato "Amor ante todo" a llenar La charca de las ranas, el nuevo rinconcito creado por Puck en el que ranas, sapos y demás batracios campan a sus anchas.

Esta es la segunda que tengo la suerte de aparecer en los blogs de Puck ya que hace unos meses Puck tuvo el detallazo de realizar un hermoso homenaje a mis dos blogs con la entrada "El valor de 99 palabras". Como entonces se me pasó el reseñarlo aquí aprovecho ahora para hacerlo y darle mil gracias. ¡Disfruta de las vacaciones!

Aquí os dejo el enlace a esta otra entrada.



jueves, 1 de septiembre de 2011

Amor dormido

Su incomunicación era total. Aunque se querían no conseguían demostrárselo y sólo al dormir sus cuerpos entraban en contacto. Acurrucados, en posición fetal, dormían como si fueran uno solo. Pero esa unión, que durante horas les fundía, desaparecía al despertar.

No sabían ni cuándo ni cómo comenzó pero sí que estaba dañando su relación; ellos se querían con locura y no deseaban que su amor desapareciera.

Incapaces de hablar para intentar buscar una solución, hace unas semanas han comenzado a tomar somníferos. Cuando dejen de afectarles ya han previsto el siguiente paso: nunca más se levantarán de la cama.


viernes, 26 de agosto de 2011

Aparición en El País Semanal y en el blog de Pablo Gonz


Ayer, tras terminar las vacaciones, me puse al día con todos los mensajes recibidos en mi e-mail y entre ellos encontré uno de Anita Dinamita diciéndome que había leído un microrrelato mío en El País Semanal del pasado domingo. La verdad es me dio alegría saberlo ya que fue el único que mandé al concurso de microrrelatos relacionados con el verano.

Pues bien, hasta que me vaya acomodando y vayan surgiendo nuevas ideas, os dejo con ese micro. Mil gracias Ana por la información.

"Cargó el equipaje, sentó al niño en su silla, miró a su mujer y arrancó el coche. Otro año más se acabó lo bueno, empezaban las vacaciones"


Aprovecho esta entrada para darle las gracias a Pablo Gonz por haberme incluido con el microrrelato Desamores en la sección "Mis invitados" de su blog. Si alguien no tuvo opción de leerlo ahí queda el enlace.

Enlace

lunes, 22 de agosto de 2011

Vuelta a Madrid

Tras un frenético transbordo Renfe-Metro he entrado de nuevo en su juego. Si al llegar las vacaciones necesito unos días para olvidarme de las prisas, al volver no hace falta adaptación. Transitar un día por sus calles sobra para familiarizarte con cláxones, atascos, empujones, colas,…

Aún hay una opción para sobrevivir: recorrer la ciudad cuando se despereza. Decido ir andando al trabajo y observo a la gente caminando somnolienta, repartidores autómatas, cierres bostezando, bares humeando café, e incluso el canto de los pájaros. Este es el otro Madrid que consigue compensar en parte todo lo que vendrá después.

miércoles, 17 de agosto de 2011

¡Viva el fútbol!

Ángeles odiaba anglicismos como penalti, órsay o derbi. Su marido vivía apasionadamente todo lo relacionado con el fútbol pero ella, que ni tan siquiera comprendía eso del fuera de juego, anhelaba una vida en la que el vértigo y la emoción no se lo proporcionara una final de Champions o un penalti a lo Panenka.

Cuando Ángeles decidió cortar con esa vida, una llamada de Andrés dio un vuelco a la situación. Cuando él llegó del Vicente Calderón ella le esperaba vestida con unas braguitas rojiblancas recién compradas. Una curiosa combinación de equis, unos y doses hizo el resto.

viernes, 12 de agosto de 2011

Se ha escrito un crimen



A Jesús Flecha le conocían en el mundillo microrrelatista como Jessica Fletcher porque daba igual lo que escribiera, en el último momento el protagonista pasaba a mejor vida. Suicidios, accidentes, enfermedades, asesinatos, muertes repentinas, cualquier excusa era válida para que un fiambre acabara adornando la última frase.

Cansado de críticas y deseoso de demostrar que podía escribir sin necesidad de que la muerte fuera la protagonista principal, se puso con una historia de ésas que llegan hasta lo más profundo. A él le llegó tanto que su pluma fue incapaz de poner el punto final. Lo puso su corazón.


lunes, 8 de agosto de 2011

¿Un mundo mejor?



Al salir, la patera estaba inundada de sueños. Hoy los vómitos, el miedo y la muerte se han adueñado de los 12 por 2.5 metros en los que viajan. Sólo les queda acurrucarse entre ellos y rezar para soportar el oleaje, el hambre y el frío.

Cuando la esperanza ya está lista para morir, divisan la costa y son rescatados. Es entonces cuando descubren sorprendidos el curioso comportamiento de aquellos a los que quisieran parecerse. Al ver a los pescadores llevarse la gasolina, y a los vecinos arramblar con las herramientas y el ancla, sus sueños comienzan a esfumarse.


miércoles, 3 de agosto de 2011

A la hora del café



Una mezcla de sangre aceite y baba se le escapaba por la comisura de la boca. Al ver su cara de satisfacción las ganas de vomitar se le hicieron casi insoportables. Definitivamente el documental sobre los caníbales de Nueva Guinea había conseguido estropearle su hora del café.

No se explicaba cómo, bajo la excusa de un ritual religioso, podían cometerse esas atrocidades. Apagó el televisor y comenzó a hojear las decenas de papeles que le esperaban. Tras santiguarse tomó la pluma y, con pulso firme, fue firmando todos aquellos documentos en los que sus rivales eran sentenciados a muerte.


martes, 26 de julio de 2011

Discordantes


Ella era militante activa del PP, él uno de esos desencantados de izquierdas. Él, abonado del Atleti, a ella le tiraba más el blanco. Ella, seguidora de los 40 principales y del pop anglosajón, a él se le erizaba el vello escuchando el riff de “Smoke on the water”. Él, agnóstico reconvertido, ella creyente convencida. A ella le gustaban los toros, él hacía tiempo que dejó de hacer chistes con lo de su pasión por las corridas. Él fue viendo cómo su amor se iba difuminando, ella tenía el “difuminador”. El mataría por ella; ella le mató a él.

jueves, 21 de julio de 2011

Las prioridades en el amor



Aquella mañana, cansados de cruzar miradas en el tren, Silvia y Jorge, decidieron que era el momento de viajar y sentir juntos. De ahí surgió un amor intenso al que trataban como si fuera un hijo, criándolo sano y robusto. Cuando Silvia se quedó embarazada ese hijo pegó el estirón.

Aunque al nacer Alfonso decidieron entregarse por igual, el recién llegado fue ganando terreno lentamente. Después llegaron Claudia, Lorena y la evidencia de que el desdén por el primogénito crecía exponencialmente. Hace meses le echaron de casa pero han decidido darle otra oportunidad. Jorge con Mónica, Silvia con Julián.



lunes, 18 de julio de 2011

Setenta años



Setenta años con el maestro del pueblo, codo con codo, y no ha aprendido ni a leer ni a sumar. Setenta años junto al alcalde que intentó cambiar esas leyes que nunca tenían en cuenta a los que eran como él. Setenta años sin poder besar esa foto, guardada junto al pecho, en la que su mujer sonríe ilusionada. Setenta años para abandonar ese montón de hierbajos y arena, abonados de odio y rencor. Setenta años para que ese hijo, al que nunca conoció, por fin le lleve flores y le cuente todo lo que él no pudo ver.




* Este microrrelato es el que he presentado al Concurso de la Cadena Ser "Memorias de una Guerra"

sábado, 16 de julio de 2011

Colaboración con la editorial Libro Raro



Hace unas semanas se puso en contacto conmigo Carlos Manzano, de la revista Narrativas, para pedirme la colaboración en un nuevo proyecto. Según me contó, un amigo suyo, José Luis Orós, tiene una pequeña editorial dedicada a publicar libros artesanales de pequeño formato que tratan de recuperar el valor del libro como pieza de colección y como objeto de regalo, siempre realizados de manera absolutamente artesanal.

Normalmente editan facsímiles y recuperaciones de libros e imágenes antiguas, pero ahora ha decidido editar también literatura contemporánea y ha comenzado con una breve selección de microrrelatos editados en formato de pliego. Pues bien, he tenido la suerte de que se acordaran de mí para participar en este proyecto, con mi microrrelato titulado “El peregrino”.

Pues bien, el pasado lunes llegó a casa un ejemplar de esta joya y hoy, que al fin tengo algo de tiempo, aprovecho para enseñarosla. Además de "El peregrino" en el libro colaboran con sus microrrelatos los siguientes autores: Araceli Esteves, Daniel Sánchez Bonet, Patricia Esteban Erlés, Rosana Alonso, David Moreno, Adolfo Marchena/Luis Amezaga, Salvador Alario Ballester, Víctor Lorenzo y Antonio Serrano Cueto.

Puedes ver parte del trabajo de José Luis Orós en el siguiente enlace: http://www.libroraro.es.

lunes, 11 de julio de 2011

Finalista Cuenta 140: Ponle tú el título

Pues con el título de la entrada creo que está claro. Este nanorrelato ha quedado finalista en el Cuenta 140 de esta semana (Tema: Las gafas de sol). Como en ese concurso no hace falta poner título esta historia se ha quedado huérfana, así que si alguno se anima a darme una idea...


"Salía a la calle con las gafas puestas incluso en invierno. Los golpes de su marido no entendían de estaciones"



jueves, 7 de julio de 2011

¡Qué país!



Es lo que tiene ir todos los días al trabajo en Cercanías. Hay veces que escuchas "conversaciones" muy similares a ésta.


Entran al vagón, se sienten enfrente mío e inmediatamente él comienza el monólogo:
-¡Qué país! Politicuchos estafadores, sólo saben llenarse los bolsillos. ¡Hatajo de sinvergüenzas!

Ella calla, él continúa:
-¿Crisis? La única crisis es que están robando a destajo…
-¿Hablaste con los inquilinos?
-Putos negros, parecen marqueses. ¿No hay calefacción? Pasad frío o poneos un abrigo. ¿No puedes ducharte diariamente? Yo tampoco lo hago y aquí estoy. Voy a subirles un 10% y si no pagan, a su puto país.
-Pobrecillos.
-Pobrecillos nosotros… blablablabla…

Desconecto del mitin pero antes de ponerme los auriculares dejo escapar un estentóreo ¡Qué país!


lunes, 4 de julio de 2011

Trago amargo



Música chill-out, un suave olor a incienso y pétalos de rosa inundando el jacuzzi. Completa la escenografía una pareja embelesada que se besa y brinda por su futuro. Juan saborea el vino y, mientras lee la etiqueta, piensa que esos aromas a vainilla y frutos rojos que tanto deleitan a Carmen serán para ella uno de sus últimos placeres. De hoy no pasa. Carmen agita su copa y aprecia la intensidad del vino y las lágrimas que va dejando. Aproxima su nariz y sonríe segura de que el paladar de Juan no apreciará el tenue amargor de las almendras.




miércoles, 29 de junio de 2011

Atletas urbanos


El subía empujado por la muchedumbre, ella bajaba desbocada tratando de alcanzar aquel metro como si en ello le fuese la vida. Tras chocar tomaban café, de dos sorbos, en un McDonalds.

Hoy, dos años después siguen corriendo. Sus horarios cambiados hacen que sólo consigan charlar telefónicamente, aunque siempre algo ineludible les obliga a colgar. En la poca intimidad ganada a sus dos hijos ella, agotada, finge sus orgasmos para dormirse cuanto antes, él se derrama precozmente para consultar su agenda.

Prometieron amarse toda la vida pero hoy viven separados. Su “toda la vida” también pasó a la carrera.

viernes, 24 de junio de 2011

Inhóspito



Hoy, para variar, os dejo con un microrrelato que tiene menos de 99 palabras. Lo presenté para el Cuenta 140 de esta semana (Tema: La Acampada) y aunque no lo seleccionaron me apetecía colgarlo.

"Acampé una noche en su corazón, dispuesto a quedarme para siempre. Tardé una semana en marcharme. El frío y la soledad eran insoportables."


lunes, 20 de junio de 2011

Hambre



Para esta semana os dejo con mi modesta aportación al Vendaval de microrrelatos 2011. Desde aquí quiero felicitar a todos los organizadores por su maravilloso esfuerzo.


Después de muchas horas, con tocino y un chusco de pan, dos naranjas son su merienda-cena. Antonio cree que son mandarinas pero su madre asegura que son naranjas. La guerra continúa y con ella el racionamiento, la miseria y el hambre.

Cuando está a punto de llorar, por el dolor que le corroe el estómago, oye unos pasos. Al volverse ve a Lucio, con el abdomen hinchado y los ojos como platos, recogiendo las cáscaras, que casi sin pasar por sus manos, devora con ansia. Entonces es cuando, tras mirar la naranja que aún le queda, rompe a llorar.


lunes, 13 de junio de 2011

Recuerdos de la Feria



Tras secarse el sudor tomó la escopeta, tragó saliva y apuntó. Sacó ligeramente la lengua, apretó el gatillo y rápidamente agotó los tres disparos que le correspondían. Separó la escopeta del rostro y vio que por primera vez en su vida había acertado. Entonces se acordó de su padre y de las muchas tardes que habían pasado en la feria intentando abatir aquellos muñecos que salían con una diana delante. Su cara se llenó de lágrimas cuando comprendió que su infancia ya había quedado muy atrás. Hoy los muñecos, al caer, dejaron la tapia del cementerio teñida de sangre.

martes, 7 de junio de 2011

Bultos personales

Cuando Juan comprueba que Gema ha recogido todas sus pertenencias se recrudecen los reproches e insultos.
-¿De qué te quejas desagradecida? Llegaste con dos bolsas escuálidas y un año después te largas con cuatro maletas repletas.
-Sí, me llevo más de lo que traje. Aquellas bolsas venían cargadas de sueños e ilusiones y hoy me llevo estas maletas rebosantes de mentiras, desengaños, traiciones y dolor.

Poco después se hace el silencio. Más tarde Gema carga seis maletas en su todoterreno. En casa Juan ya no protesta, de hecho nunca más lo hará. Dos maletas de más tienen la culpa.


martes, 31 de mayo de 2011

Póntelo, pónselo

Obsesionado por su salud cumplía a rajatabla todos los consejos nutricionales posibles para mantenerse sano. Le llamaban “el desgraciao” porque no podía tener otro apodo alguien que en el bar pedía un descafeinado con sacarina y leche desnatada. En su nevera todo estaba etiquetado como bajo en calorías o integral. No probaba la sal, tomaba alimentos hervidos o a la plancha y sólo bebía agua mineral y zumos naturales. Pese a sus obsesiones murió joven. Su pasión dietética era tan grande como la que sentía por las mujeres, y sin embargo con ellas nunca admitió ningún tipo de precaución.

P.D. Este microrrelato está incluido en mi libro. Si quieres comparlo o saber más sobre él pincha en este enlace.

viernes, 27 de mayo de 2011

El huerto de los sueños


Hastiados de los frutos podridos que siempre recibían, y seguros de que la cosecha no mejoraría, despertaron de su letargo y decidieron que ellos mismos deberían sembrar si querían recoger. El terreno elegido era conocido como "Sol": con ese nombre no podían fallar. Allí plantaron la semilla de los sueños, abonada por la ilusión de unos pocos. Según pasan los días van consiguiendo que comience a brotar. Así pronto podrán cosechar un poco de esperanza y solidaridad. Incluso una pizca de esa rareza llamada utopía, que contra todo pronóstico, continúa absorbiendo nutrientes en su afán de convertirse en realidad.

P.D. Esta es mi modesta contribución a la propuesta de Lola Sanabria.


lunes, 23 de mayo de 2011

Manchas imborrables



Aún no ha amanecido pero ya está entregada a su rutina purificadora. Primero champú, gel y esa esponja que lija más que limpia. Después bastoncillos y pasta dental hasta forzar las náuseas. Se enjuaga con colutorio y por primera vez se mira al espejo. Echa a lavar el pijama, se enfunda unos vaqueros y una camiseta, embadurna sus botas con betún y vuelve a mirarse. Entonces se desviste y comienza de nuevo: champú, gel, esponja… Así varias veces, diariamente.

Pero todo es inútil. Nada eliminará esa suciedad que la invade cada noche cuando a hurtadillas él abandona el cuarto.



lunes, 16 de mayo de 2011

La solidaridad está de moda


Como no sé si me entendió algo o no, os dejo para que podáis leerlo ahora tranquilamente, el micro que leí en la quedada de la que ya he hablado en la entrada anterior.

Aunque trabajan a pocos metros nunca han cruzado palabra. Un mundo las separa. Pilar, dueña de una boutique, siempre viste de marca, y cualquiera de sus complementos conlleva un nombre con muchos ceros. En el caso de María hablar de trabajo parece ofensivo. Ataviada con vestido azul, pañuelo rojo y deportivas, mendiga ayuda.

Desde que el lunes Pilar reparó en María vive mortificada. Ayer, intentando calmar su conciencia se acercó, le entregó una bolsa y, sin intercambiar palabra, se marchó.

Hoy cada vez que Pilar ve a María con su nuevo pañuelo azul sonríe orgullosa ¡Ahora sí va conjuntada!

domingo, 15 de mayo de 2011

Lo increíble de lo increíble

Bueno pues al fin llegó. Después de muchos preparativos ayer tuve la suerte de juntarme con casi una treintena de microrrelatistas y disfrutar de un día en el que no faltó de nada. Primero lectura de microrrelatos en la libreria Tres Rosas Amarillas, después comida en la Casa de León y por último visita a la exposición de Clara Varela en El Café Comercial.

Sin embargo lo mejor de todo fue el haber podido conocer a tanta buena gente de la que hasta ahora sólo tenía referencias por medio de sus blogs. Espero que el año que viene se repita esta experiencia porque yo desde luego quedé encantado con ella.

Gracias a todos.

P.D. Os dejo con el improvisado microrrelato que surgió en la comida. En él cada uno de los comensales contribuyó con una palabra, y al final el camarero colaboró dándole al micro el título que encabeza este entrada: Lo increíble de lo increíble

"La madeja enredada con todo voló libremente sobre la montaña cuando fue hacia el lugar de la historia. Entonces sintió necesidad y quiso estornudar: ¡atchis! Desmelenada, rodó hasta el dinosaurio"

lunes, 9 de mayo de 2011

Suspiros



Llegó hace un año, obligado por la necesidad, pero todavía añora los olores y sabores que quedaron atrás. Sólo chapurrea el nuevo idioma, y ni se acostumbra al clima, ni a la comida, y mucho menos a las miradas despectivas recibidas por ser extranjero.

Ahora, junto a sus compañeras inseparables, tristeza y pena, cuenta las horas que faltan para acudir el domingo a ese bar que es su segunda casa. Allí cuando el tocadiscos reproduce esos acordes que consiguen erizarle el vello, y a pesar del nudo en la garganta, tararea emocionado el pasodoble: “Quiso Dios, con su poder…”

martes, 3 de mayo de 2011

Sueños asegurados


Desde que ha alcanzado su actual posición han dejado de preocuparle todos esos asuntos que a otros les impiden pegar ojo. Ahora que esos problemas se han convertido en simples menudencias sus ronquidos retumban acompañados de puertas blindadas, cientos de miles de euros, cámaras acorazadas y todo tipo de dispositivos electrónicos.

Y sin embargo no son esas sofisticadas medidas de seguridad las que a él le ofrecen la seguridad necesaria para dormir tranquilo cada noche. Es algo mucho más sencillo. Un pequeño pestillo le protege cuando descansa, arropado con una manta raída y mugrienta, en su colchón de cartones.

Justificar a ambos lados