jueves, 8 de septiembre de 2011

Deseos mutilados

Afila bien la hoja, la limpia y recita los versículos correspondientes. Es el momento. Al entrar en la habitación le espera una muchacha, casi una niña, en cuyos ojos se refleja el pánico que la invade. Aterrada, defendiéndose a gritos y empellones, ve cómo esas manos, antes amigas, anulan sus esfuerzos.

Pronto los gritos de dolor, provocados por el cuchillo, son seguidos por un silencio absoluto. Pese a la hemorragia ella sí despertará. A partir de ahora la ansiedad y la depresión serán sus compañeros inseparables. Jamás disfrutará de su sexualidad por pecadora. Su pecado: ser mujer y africana.


18 comentarios:

  1. Y todavía se podría decir que tuvo suerte si despertó... Feliz vuelta al cole Miguel :-)

    ResponderEliminar
  2. Espero, que en la futura humanidad esto deje de existir. Esto en concreto, y cualquier muestra de maltrato hacia la mujer, primero, y hacia el hombre en general.

    ¡Un saludo!

    (http://anapedraza.blogspot.com/)

    ResponderEliminar
  3. No sé que decir, ya está dicho en tu micro, es algo que está ocurriendo ahora mismo, por desgracia.

    ResponderEliminar
  4. La lástima es que no se cortara el tío el pito.
    sALU2.

    ResponderEliminar
  5. Grave pecado que a ver si de una vez perdonan (o por otras cosas, perdonamos). Como hoy estoy por buscarle un punto positivo a todo, al menos el cuchillo era afilado, y el corte seria limpio, no todas tienen esa "suerte".

    ResponderEliminar
  6. Rocío Romero, en efecto encima debe dar gracias. Hay muchas que por desgracia no lo cuentan. Gracias por lo de la vuelta. Ya estoy casi a pleno rendimiento.

    Luisa Hurtado y sin embargo la tenemos ahí, a muy pocos kilómetros de aquí.

    Miguel Ángel eso esperamos todos. Ya es hora de que prácticas antediluvianas sigan en práctica en el siglo XXI.

    Saludos para todos. Gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  7. Elysa posiblemente en lo que te contesto alguna mujer lo está sufriendo.

    Dyhego eso es lo que siempre me pregunto yo. El problema es que creo que a ellos nunca les da por pensar lo mismo.

    Cybrghost como tú dices habrá que buscarle el lado bueno, aunque en este caso realmente es difícil encontrarlo.

    Gracias a todos por vuestras aportaciones. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Miguel ha sido un placer conocerte y leerte, aunque este texto es muy duro y muy real.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  9. Un hecho gravisimo contra una persona que no debería ocurrir nunca.

    No juzgo culturas, no las hay buenas ni malas, solo diferentes. Cada una tiene sus contextos y sus desarrollos en base a muchas cosas. Lo que si creo interesante en este micro es la oportunidad de reflexionar sobre algo muy importante; que nuestra cultura no llegue a extremos tan violentos, no significa que no viole libertades. Lo que nos falta, depende de donde nos pase.

    Gracias por la puerta a la reflexión.

    ResponderEliminar
  10. Micro comprometido con una realidad que muchos no entendemos. Ojalá un día se avance y se evolucione.

    Un saludo indio

    ResponderEliminar
  11. Horroroso, confío en que no fuera más que una pesadilla.

    ResponderEliminar
  12. Rosa el placer es mío. La mayoría de mis textos están basados en situaciones reales, o al menos eso intento.

    Citizen-0 en la nuestra también ha habido situaciones que no tenían ni pies ni cabeza, aunque por suerte la mayoría de ellas ya han quedado desterradas.

    No comments no lo entendemos ahora ni creo que lo vayamos a entender. En mi opinión, situaciones bárbaras como ésta, es algo que ya hemos superado.

    Sergio por desgracia sigue dándose a diario.

    Gracias a todos por colaborar en esta entrada con vuestros comentarios. Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Por si esto fuera poco, ayer oí en la radio que en algunos países africanos a las niñas se les "planchan" los senos antes de llegar a la pubertad para evitar que se les desarrollen. Lo hacen comprimiéndoselos con bandas de tela o incluso poniéndoles paños calientes. De esta forma creen que no despertarán miradas lascivas. Lo único que consiguen son deformidades y trastornos psicológicos.

    ¿Cultural? ¿Respetable? No lo sé. Lo que sí sé es que la libertad de uno termina donde empieza la del otro, sea hombre o mujer. Y lo que pasa en ciertos lugares del mundo con las mujeres es algo detestable.

    ResponderEliminar
  14. Sara NY creo que con tu comentario queda todo dicho.

    La Prehistoria hace mucho que quedó atrás, pero parece que no todo el mundo lo ha entendido así.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Es muy duro el relato, pero más la realidad. Describe muy bien el hecho.
    Me gustó el relato no lo que se cuenta. Qué lio, bueno yo me entiendo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Nicolás comprendo perfectamente lo que quieres decir.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Este microrrelato ha tenido el honor de aparecer publicado en el blog Memorias de Africa:
    http://africamemorias.blogspot.com/2011/10/deseos-mutilados.html

    Le agradezco a Mario (Hisae) el honor. Un abrazo.

    ResponderEliminar