miércoles, 5 de octubre de 2011

Amistades plúmbeas

Julián aún no acaba de creérselo, Febre, el vagabundo del pasadizo de Recoletos, falleció anoche. Le veía a diario, tanto al llegar a la oficina, como al marcharse, como si fuera parte del paisaje. Allí sentado dejaba correr la vida sin importarle a qué velocidad pasara, acompañado de un chucho, el cartón de don Simón y unos soldaditos de plomo. Julián sabe que le echará en falta y que tardará en recuperarse del disgusto. Además nunca se perdonará el no haber intimado más con él. Seguro que así habría conseguido que Febre le regalara aquellos soldaditos que tanto deseaba.


10 comentarios:

  1. Egoismo puro, no le importa la persona, sí lo poco que poseía...

    ResponderEliminar
  2. La humanidad la saca sólo para el telemaratón por navidades. Es genial.

    ResponderEliminar
  3. Conseguiste que al principio realmente penasara que sentía su muerte.

    Hay gente para todo.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Lo cierto es que pensé mal desde el primer momento, pensé un final miserable; sin embargo, sigue siendo una autentica pena (y obviamente no me refiero al micro)

    ResponderEliminar
  5. No le importaba la muerte...Solo se apenaba por no conseguir sus soldaditos.

    Penosamente bueno.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  6. No hay género más ruin que el humano.
    Hace reflexionar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Elysa cuántos hay de ésos.

    Cybrghost pues ahora que lo dices de esos hay unos cuantos también.

    Su me alegra que por unos momentos te hiciera dudar.

    Saludos para todos. Gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  8. Luisa Hurtado conmigo, en esto de los microrrelatos, piensa mal y acertarás.

    Rosa. Es penosamente triste.

    Imilce eso no lo dudes ni un instante. Somos capaces de lo peor de lo peor.

    Gracias por vuestros aportes. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. No sé por qué he pensado en la frase esa de no es más pobre el que menos tiene sino el que más desea.

    ResponderEliminar
  10. hm la frase le viene al pelo a este micro.

    Saludos

    ResponderEliminar