jueves, 21 de julio de 2011

Las prioridades en el amor



Aquella mañana, cansados de cruzar miradas en el tren, Silvia y Jorge, decidieron que era el momento de viajar y sentir juntos. De ahí surgió un amor intenso al que trataban como si fuera un hijo, criándolo sano y robusto. Cuando Silvia se quedó embarazada ese hijo pegó el estirón.

Aunque al nacer Alfonso decidieron entregarse por igual, el recién llegado fue ganando terreno lentamente. Después llegaron Claudia, Lorena y la evidencia de que el desdén por el primogénito crecía exponencialmente. Hace meses le echaron de casa pero han decidido darle otra oportunidad. Jorge con Mónica, Silvia con Julián.



13 comentarios:

  1. Cuando el amor se acaba....la gente piensa que es mejor buscarlo en otro lado....sin pensar que era mejor mantener viva la primera llama siempre...me ha gustado el relato...besooss

    ResponderEliminar
  2. Curioso relato de un divorcio. Me gustó mucho.

    ResponderEliminar
  3. Hay cosas que no se pueden reavivar aunque lo intentes. Bien contado.

    ResponderEliminar
  4. Qué buena metáfora!!! El amor hay que cuidarlo como a un hijo, si no se va...
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Original micro para hablar del fin del amor en una pareja.

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Me ha gustado mucho esa normalidad con la que el amor está ahí, se le cuida, crece o incluso cambia. Muy bueno.
    Saludillos

    ResponderEliminar
  7. La prioridad en el amor es amar. A quién amar, en muchas ocasiones se convierte en secundario. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Marita si el amor se acaba no sé si es bueno seguir esperándolo porque es posible que la espera sea eterna. Supongo que habrá casos y casos.

    ---

    Cybrghost pues si te ha convencido la forma de narrarlo, con eso me basta. Muchas gracias.
    ---

    montse pienso igual que tú. Hay veces que las cosas se acaban y no dan más de sí. Lo demás es alergar la agonía.

    ---

    Saludos para todos. Gracias por vuestros comentar

    ResponderEliminar
  9. Anita Dinamita eso de que el amor es como un hijo es algo que me han contado hace muy poco, y de ahí surgió este microrrelato.

    ---

    Elysa como le decía antes a Anita una conversación mantenida hace muy poco tiempo fue la que me dio la idea.

    ---

    Puck e amor necesita muchos mimos. Si no se lo damos está claro que se cansa y se va a otra parte.

    ---

    Pedro Alonso creo que has dado en el clavo. Lo importante es amar, una vez que ya eso se acaba es mejor tirar para otro lado a ver si hay más suerte.

    ---

    Saludos para todos y muchas gracias por vuestras aportaciones. Disculpad que no os conteste tan rápido como desearía pero es que el tiempo disponible es poco.

    ResponderEliminar
  10. Oportunidad, difícil palabra que cuesta pronunciar en el desamor.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  11. Buen micro.
    Y buena metáfora la del hijo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Miguel el amor es así, pero que pierda intensidad no quiere decir que desaparezca. Me ha gustado la metáfora que utilizas. Es muy original.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Adivín Serafín cada vez se da menos. En la ivda que llevamos hoy día muchos no tienen tiempo, o no quieren tenerlo, ni para pronunciarla, ni para ponerla en práctica.

    Gracias Toro Salvaje por tus palabras.

    Nicolás Jarque algunas veces se para ahí, en la falta de intensidad. Otras veces, por desgracia, va más allá.

    Saludos para todos y gracias por pasar.

    ResponderEliminar