jueves, 3 de noviembre de 2011

Al natural


Cada tarde, a las cinco, sale a la plaza y entre los gritos de unos y las risas de otros, va esquivando embestida tras embestida.
La suerte de varas le llegó a lomos de la cooperativa que le estafó casi todos sus ahorros. Las banderillas las sufrió al cerrar la empresa en la que trabajaba. La estocada llegó al marcharse su mujer con sus dos hijos.
Hoy la mezcla antidepresivos-alcohol le hace escuchar las bocinas, como si fueran clarines. Es entonces cuando se quita la chaqueta y, toreando al natural, espera que algún conductor despistado le dé el descabello.


12 comentarios:

  1. Ni me gustan ni entiendo mucho de toros, pero sí me llegó este micro tuyo. Con la que está cayendo espero que no cunda el ejemplo en esto de torear al natural.

    Un saludo indio

    ResponderEliminar
  2. Uf, Miguel, mal cuerpo deja este micro. Noqueada.

    ResponderEliminar
  3. Muy duro tu texto y muy buena las metáforas.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  4. M encanto, "torear al natural" eso hacemos cuando la vida nos embiste. Buenas metáforas. Un abraXo

    ResponderEliminar
  5. Muy duro pero quién sabe con la que está cayendo tal vez sea real.

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. No Comments en este caso, como bien dices, lo de la afición a los toros es lo de menos. Me alegra que te haya llegado.

    Elisa era una historia que me rondaba durante bastante tiempo en la cabeza y al final ha salido sola.

    Gracias Rosa por tus palabras. Me alegra que te guste.

    Saludos para los tres. Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  7. Marilyn cada día hay que intentar pasarlo dando capotazos, y en algunos casos el asunto queda mejor que en otros. Gracias por pasar.

    Elysa no está basado en nadie en especial, pero no me extrañaría que, como tú dices, fuera real. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Miguel, que bien lo has contado, espero que este sea de los relatos que te inventas, aunque no hace falta ser tonto para saber que esto pasa cada día...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno. Me ha gustado muchísimo. Muy buenas metáforas. Menudas cornadas le ha dado la puñetera vida. Más real de lo que pensamos. Un saludo. Mar Horno

    ResponderEliminar
  10. Yo pido las dos orejas para este micro.

    ResponderEliminar
  11. Muy buena comparación.
    saludillos

    ResponderEliminar
  12. Anita has dado en el clavo. Este es de los que me invento pero como ya te dije en persona el trabajar en el centro de Madrid me hace ver muchas situaciones bastante similares a ésta que me sirven de inspiración.

    Mar Horno real como la vida misma

    Cybrghost ojalá te las conceda el presidente (por la parte que me toca).

    Gracias Puck.

    Saludos para todos.

    ResponderEliminar