miércoles, 7 de abril de 2021

Repugnancia (Día 97)

 REPUGNANCIA

Cuando el indigente le sale al paso se tapa la nariz, mira hacia otro lado y se marcha mascullando insultos. En su vida solo cuenta esa oferta, la que nunca llega, para ser uno de los mandamases de la multinacional donde trabaja, acumular deportivos en su garaje y muchos ceros en su nómina. Ya en casa suelta la tableta y el iPhone, se quita traje y corbata, e intenta eliminar la gomina y el rictus castigador. Después, al entrar en el salón, su mujer evita su mirada, mientras que sus hijos se tapan la nariz y le insultan en voz baja.

1 comentario:

  1. Uf, hay gente así, cuyas familias le muestran el asco que generan

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Retratada

RETRATADA Entra en casa y marcha directa al baño. Se lava los dientes y enjuaga su boca varias veces para desterrar cualquier resto del beso...