sábado, 1 de enero de 2022

¡¡Feliz 2022!!

 



Hace ahora un año, después de que en el 2020 casi hubiera abandonado el hábito de escribir, me propuse como objetivo, para este 2021 que acaba, el retomar la escritura. Lo comenté sin estar muy convencido de cumplirlo, pero creía que publicarlo era la mejor forma de obligarme a hacerlo.

Además, pensé que si me ponía a ello podría conseguir material suficiente para preparar un nuevo libro. Después de un año en el que en varias ocasiones he estado a punto de abandonar, estoy satisfecho de haber cumplido el reto y de haber logrado un gran número de historias nuevas (no solo las que he puesto por aquí sino muchas otras que he ido guardando por si lo del hipotético libro saliera adelante). Se supone que el reto debía acabar hoy, pero lo voy a alargar hasta que pueda ver publicado mi cuarto libro

En lo que se refiere a la escritura espero que el 2022 sea más benévolo con todos y por fin podamos retomar costumbres que hasta ahora hemos tenido que ir postergando como las quedadas o las presentaciones de libros.

Podéis seguir las entradas en mi perfil de Facebook o Instagram (@miguel_a._molina) Os deseo un nuevo año cargado de salud y os invito a que os marquéis retos y los cumpláis.

1 comentario:

  1. No sé cómo se me pasó este post de tu blog, lo siento. Feliz 2022. Claro, eres un manantial de relatos incansable, con razón pueden recopilarse en un libro, sin duda un éxito.

    Un abrazo, y feliz año nuevo

    ResponderEliminar

Insomne

  En este enlace puedes comprar mi nuevo libro   "El náufrago que bebía whisky" Día 450: "Insomne" (un microrrelato al d...