viernes, 29 de octubre de 2010

Transformando el amor

Aquella noche comenzó su transformación. Hecho un flan se rasuraba el cuerpo mientras pensaba que debía haber formas mejores de depilarse sin montar esa escabechina. Eliminó hasta el último vello, se embadurnó de crema y se puso la ropa, primero la interior, después falda, camisa… Se maquilló como pudo, se colocó el pelucón y se miró en el espejo. Iba hecho un adefesio pero debía continuar. No lo hacía por sentirse preso en un cuerpo equivocado, ni por disfrutar de una doble identidad. Desde que supo que ella salía con una mujer estaba dispuesto a todo para no perderla.

12 comentarios:

  1. Tremendo! no esperaba ese final, me sorprendió.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Fantástico, muy bueno ese final. Y me gusta porque también refleja la realidad de una sociedad actual y que no siempre es fácil para los que la viven.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Pues estoy totalmente de acuerdo con Maite y con
    Ángeles, el final es magnífico. Un amor por encima de todo.

    Saludos otoñales.

    ResponderEliminar
  4. Y.... ¿no hay más mujeres en el mundo?, lo digo por la depilación....

    ResponderEliminar
  5. Lo malo es que cuando pasen a mayores...
    Salu2

    ResponderEliminar
  6. Ains, que no es oro todo lo que reluce :)
    ¿Y después?
    Bicos marinos.

    ResponderEliminar
  7. Me sorprendió gratamente este micro.
    Muy bueno!!!!

    Besos brujos

    ResponderEliminar
  8. El amor verdadero es así de grande, y de sacrificado, aunque hay que aceptar que los demás amen a quien deseen.
    Besos, Miguel.

    ResponderEliminar
  9. Ángeles Sánchez eso es lo que siempre se intenta pero sólo a veces se consigue.

    Maite siempre intento hacer historias en las que lo real esté muy presente.

    Elisa el amor que todo lo puede.

    Temujin desde luego es para pensárselo pero debe ser que el hombre lo tenía demasiado claro.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Dyhego esperemos que no lleguen hasta ahí.

    Carmela desde luego que no. ¿Después? Eso está por ver, o mejor dicho, por escribir.

    Annie si te sorprendió me vale. Es de lo que se trata.

    irene pues tienes razón hay que dejar que cada cual ame a quien le apetezca, pero también hay que intentar luchar siempre y cuando no esté todo perdido.

    Saludos, gracias por vuestra colaboración

    ResponderEliminar
  11. Muy bonito, no la juzga, solo quiere que siga siendo suya, pase lo que pase después, me parece una forma muy bonita de luchar por quien ama.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  12. Anita Dinamita entre las posibilidades que s enos presentan para conservar el amor desde luego esta no es la peor. Lo malo es cuando la gente tira por la calle de enmedio.

    Saludos

    ResponderEliminar