viernes, 12 de enero de 2018

Eutanasia

La foto está tomada en el Hospital Clínico San Carlos (Madrid)

El aroma a sal marina, el sol en la cara, los amigos, las risas, la pajita alargada con la que sorbe el mojito, el mar, las rocas puntiagudas, el sentirse vivo, el último salto, la zambullida inacabada, las ambulancias, el silencio que conduce a la muerte en vida. 

El hedor a productos químicos, el fluorescente siempre encendido, la soledad, el llanto, la pajita alargada con la que se alimenta, el hospital, las paredes asépticas, el sentirse una cabeza viva en un cuerpo muerto, el último sorbo, las sacudidas liberadoras, las ambulancias, el silencio que por fin le permite descansar.

48 comentarios:

  1. Demasiados ruidos en el mundo interrumpiéndolo todo...

    Buen relato.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo dice la canción de Sabina: "tanto, tanto ruido. Tanto ruido y al final..."

      Saludos

      Eliminar
  2. Hola Miguel Angel. Vengo del blog de David Rubio. He leído tu relato. Me impactó. Breve, conciso, dramático. Te felicito, me ha gustado mucho y te deseo suerte. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Vivian. La idea es que no deje indiferenta, así que objetivo cumplido.

      Eliminar
  3. Hola Miguel Angel, un micro que me impresiona, porque el tema es muy duro. La vida y la muerte, y esa finísima línea que las separa. Bien narrado. Un saludo y nos vemos en El Tintero..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por desgracia es demasiado fina, y ninguno nos libramos. Nos leemos Mirta. Saludos.

      Eliminar
  4. Muy muy impactante y muy bien narrado.

    ResponderEliminar
  5. Hola Miguel, es la primera vez que visito tu sitio, gracias a la iniciativa de David. Te diré que el microrrelato es un género que me entusiasma y sin embargo nunca se me ha dado. Es como la poesía, a la cual tampoco he tenido acceso, aunque la he buscado con desesperación como un enamorado. Lo que admiro de este género es el talento de que debe disponer el autor para estimular la imaginación del lector a fin de completar y expandir las sugerencias del texto. Con el recurso de la enumeración, has realizado un trabajo impecable. Me ha gustado mucho. Te deseo la mejor de las suertes en el concurso.
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar por aquí R. Ariel. En mi caso solo me muevo en el mundillo del microrrelato y aquí me siento cómodo, pero como en todo es cuestión de gustos. Espero que vuelvas en alguna otra ocasión.
      Suerte para ti también.

      Eliminar
  6. La soledad y las caras de circunstancia en un hospital, es triste por necesidad.

    Ese control de las 99 palabras,y contar una historia entendí le, es digno de admiración.
    Muchas gracias por compartir.

    M.J.D.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Maria Joao por pasar por aquí y leer la historia.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Hola Miguel, dos momentos con sus instantes de la vida de una persona, por desgracia con líquidos en sangre diferentes. 99 palabras es un meritazo, y un reto para cada micro que proceses. Muy particular. Ah por cierto, vengo a través del Tintero de oro. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos dos líquidos son los que marcan la diferencia entre la vida y la muerte. Desde que empecé en este mundillo me dio por lo de las 99 palabras y aún sigo.

      Espero verte de nuevo por aquí.

      Suerte

      Eliminar
  8. Breve e impactante relato que describe el contraste entre la vida y la muerte. Me gusta tu forma de narrar. ¡Suerte en el concurso! Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te impactara porque era lo que gustaba en esta ocasión. Espero que vuelvas pronto por aquí.

      Saludos y suerte para ti.

      Eliminar
  9. Hola Miguel.
    Un micro resuelto a base de frases muy cortas y contundente. Cada una de ellas conlleva una fuerte sensación y una clara imagen.Y la contraposición de los dos párrafos que se oponen, sin duda, impactan.
    ¡Suerte compañero y hasta pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya impactado. Normalmente esta no es mi forma habitual para escribir los microrrelatos, pero en este caso salió solo.

      Saludos y suerte para ti.

      Eliminar
  10. Muy interesante el paralelismo que haces entre la vida y la muerte en vida, y cómo, mientras que la primera acaba en tragedia, la segunda lo hace en el descanso y la paz.
    Un relato muy duro contado de forma impecable. Mucha suerte, Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Bruno. La vida y la muerte separados solo por un salto.

      Suerte para ti.

      Eliminar
  11. Buen relato, Miguel. Conciso, contundente. implacable y realista. Mucha suerte en el concurso. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Carmen.

      Suerte para ti también. Saludos.

      Eliminar
  12. Hola Miguel vengo de la mano de David Rubio. Has hecho un micro duro y contundente, donde un mal golpe te deja en un impás de la vida a la muerte. Muy bueno. ¡Suerte en el concurso! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado. Se trata de dar un golpetazo al lector y para algunos parece que lo he conseguido, así que prueba superada.

      Suerte para ti. Un abrazo.

      Eliminar
  13. Contraste entre la vida y la muerte muy bien expresado en sólo dos párrafos. Aprovechemos lo primero pues a lo segundo todos tendremos que enfrentarnos. Tu micro nos lo recuerda a la perfección. Un saludo Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la consecuencia final del segundo párrafo no nos libra nadie, pero hay formas y formas.

      Saludos Jorge.

      Eliminar
  14. Qué corto espacio de tiempo puede, en ocasiones, separar la vida de la muerte en vida. En este caso, una zambullida.
    Muy bien expresado dentro de la crudeza que la situación requiere.
    Suerte en el concurso, Miguel.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La zambullida y las rocas que todo lo cambian para el protagonista de la historia.

      Gracias por tus palabras Chelo.

      Suerte para ti. Saludos

      Eliminar
  15. Un relato corto, conciso y que nos pone entre la vida y muerte,la finitud de la vida....me gustó mucho suerte en el concurso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gustó conseguí uno de mis objetivos.

      Suerte para ti también en el concurso.

      Eliminar
  16. Breve pero estremecedor relato. Impactante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso la brevedad la marcan siempre las 99 palabras, así que debo intentar que con ellas pueda conseguir lo que tú has dicho.

      Un abrazo Ana.

      Eliminar
  17. Gracias, Miguel, por participar en EL TINTERO DE ORO. Un abrazo y suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por la oportunidad que nos das para conocer nuevos escritores y a su vez enseñar a los demás lo que cada uno de nosotros hacemos.

      Eliminar
  18. Hola, Miguel. Visito tu blog de la mano del Tintero de de Oro.A mí me gustan los micros y también los escribo. El tuyo me ha sorprendido por lo impactante que resulta narrar como lo has hecho y por la dureza de la idea que plasmas. Mucha suerte en el concurso. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Lana. Si te gustan los microrrelatos aquí tienes un hueco siempre que quieras.

      Suerte para ti. Abrazos.

      Eliminar
  19. Demoledor relato, Miguel.
    Me encanta ese paralelismo entre una vida y otra. Es real, es tangible, es de una crueldad aleccionadora.
    Felicitaciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jean Ives. No siempre se consigue el efecto, así que si contigo lo he conseguido me doy por satisfecho.
      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Impactante micro, Miguel. Nos cuentas toda una historia sin usar apenas verbos, tan solo sembrando imágenes en nuestra cabeza con gran efectividad. Me has hecho sentir tantas cosas con tan pocas palabras... ¡Bravo!

    Un saludo y mucha suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea era hacer un micro distinto del habitual. Un micro en el que más que las palabras sean las imágenes las que muestren qué es lo que ocurre.
      Saludos y suerte para ti.

      Eliminar
  21. Se me ha adelantado la amiga Julia con el adjetivo, pero en verdad este texto es impactante y así es como lo he sentido. Me has recordado la historia de "Mar adentro" y te doy la enhorabuena por la elegancia con la que lo has hecho.
    Te deseo mucha suerte en el "Tintero".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patxi, la historia está basada en una frase que leí de una entrevista a Sampedro. De ahí surge todo.
      Un abrazo y suerte para ti.

      Eliminar
  22. No hace falta utilizar muchas palabras para decir las cosas claras. Muy bueno y a la vez muy triste y desalentador el contenido de este relato Miguelte felicito .
    Un abrazo y suerte en el concurso.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso, cabezón que es uno, siempre me limito a las 99 palabras así que hay que intentar condensar ahí todo lo que quieres transmitir.
      Suerte para ti.

      Eliminar
  23. He leído con interés el relato. Parece que obedece a un desafío de 99 palabras. De cualquier modo se entiende lo preciso cuando a una vida buena , pero ya terminada aunque no sea terminal, le corresponde el derecho a una muerte buena, que no otra cosa dice el título.
    ¡Buen viaje al espacio exterior en la nave de David!
    Un saludo
    P.S:
    1 - Me recuerda a la vida y muerte de Ramón Sampedro.
    2 - ¿En qué lugar del San Carlos está la foto que ilustra el relato, si es posible saberlo?.
    3 - EMDO (EnMiDespreciableOpinión, no es la imagen que corresponde al relato y su título :"Buena Muerte".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Don, en efecto el relato está basado en una frase de Ramón Sampedro que leí hace un tiempo en una entrevista.
      La fotografía está tomada en el Clínico, en una de las veces que me ha tocado acudir de visita, y si no recuerdo mal está en una de las puertas de entrada (según entras por esa puerta a la izquierda). Ahora mismo no sé decirte qué puerta era, pero debía ser la G o una que está a su izquierda.
      En cuanto a tu "EMDO" me parece perfecta. Nada que objetar.

      Gracias por pasar y por tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar