viernes, 22 de octubre de 2010

Ilusiones

Tras dos años de relación decidieron separarse. Él alegó que ella le impedía explotar su talento como escritor, ella le recriminó no dejarle cumplir su sueño de conocer mundo.

Años después, el azar les juntó en un chat. Tras diversos reproches ella preguntó:
- ¿Qué tal tu libro?
- Tengo tratos con una editorial ¿Y tus viajes?
- Ya conozco medio mundo, el otro medio está al caer.

Incómodos, comentaron varios temas insustanciales y finalizaron la charla. El nunca más entró al chat, ella tampoco. El trabaja doce horas como administrativo en una editorial, ella hace suplencias en una agencia de viajes.

19 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. De ilusiones también se vive...
    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. La responsabilidad es de cada uno, seguro que se dieron cuenta antes o después.
    Me encanta, sobre todo por lo realista! Además me imagino dos micros más, el de él en la editorial, su primer día, el día de hoy. El de ella en la agencia de viajes... y lo mismo.
    Si te animas...
    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Muy real, muy triste, y demasiado frecuente.

    ¡Feliz fin de semana!

    Miguel

    ResponderEliminar
  5. Al menos dejaron de hacerse responsables el uno al otro. De vigas y pajas en los ojos ninguno estamos exentos.

    ResponderEliminar
  6. Tan real como la vida misma!!!!
    Generalmente culpamos a los demás del fracaso propio.

    Besos brujos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  7. Está muy bien este relato, me gusta cómo refleja una realidad de pareja que se da en muchas ocasiones. Estoy de acuerdo en que intentaran desarrollar, aunque tuviera que ser por separado, aquello que realmente querían hacer en la vida. La estupidez humana es luego no reconocer que no pasa nada por haber fracasado, lo importante es haberlo intentado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Su muchas veces eso es lo único que queda. Por suerte o desgracia es así. Abrazos.

    Anita Dinamita gracias por la idea. A ver si me pongo en ello porque puede estar interesante aunque cada vez tengo menos tiempo para dedicárselo tanto a este como al otro blog. Abrazos.

    Saludos para todos y gracias por vuestros comentarios.

    Carmela ni juntos ni separados nuestros problemas tienen solución. Bicos.

    anapedraza (Miguel) tienes toda la razón. Mucho más común de lo que nos creemos. Buen fin de semana para ti también. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. maile eso es lo único positivo que le veo, aunque no se reprochan nada porque prefieren ocultar sus miserias.

    Annie por desgracia ese es el deporte nacional. Mejor culpar a los demás que pensar en nuestros propios errores.

    Maite no se puede explicar mejor que como lo has hecho tú. Cada uno es libre de elegir lo que quiere para su futuro, pero después hay que ser valiente y reconocer los fracasos. Perfecto.

    Saludos para todos..

    ResponderEliminar
  10. Por cierto, aunque algunos ya lo sabéis, aprovecho para deciros que mi otro blog (Mis fotos de Madrid) ganó en la categoría "Tu ciudad" la V Edición de los Premios 20 Blogs del 20 minutos.

    Os dejo el enlace por si queréis echarle un vistazo:
    http://madridfotoafoto.blogspot.com/2010/10/entrega-de-premios-20-blogs.html

    ResponderEliminar
  11. Orgullosos, ninguno quiso contar su verdad.
    Salu2

    ResponderEliminar
  12. Triste. Real. Quizás juntos habrían acabado en el mismo sitio, o no. Él escribiendo libros de viajes mientras dan la vuelta al mundo. Lo peor es que nunca lo sabrán. Saludillos reflexivos

    ResponderEliminar
  13. Dyhego ese orgullo es posible que fuera el que se cargó su relación.

    Puck seguramente habrían acabado igual, aunque la opción qu eles propones quizás hubiera sido una buena salida.

    Temujin siempre se ha dicho que de ilusiones también se vive así que debe ser que realmente alimentan.

    Saludos para todos.

    ResponderEliminar
  14. Una cosa son los sueños y otras las realidades, desgraciadamente pocas veces van juntos.
    Yo siempre hubiese mirado a la luna, y no porque me crea sabia, es sólo que la luna me fascina.
    Besos, Miguel.

    ResponderEliminar
  15. Efectivamente Irene los sueños y las realidades pocas veces van de la mano.

    A mí también la frase de la pintada me parece curiosa.

    ResponderEliminar
  16. Muchas veces, nos inventamos excusas para romper una relación que en realidad ya estaba rota, por cualquier otro motivo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Lo malo es que la relación acaba y siguen siendo tan cobardes de no reconocer sus propios fracasos.

    Un abrazo Torcuato

    ResponderEliminar