viernes, 10 de septiembre de 2010

Viva el circo

Nada más verla supe que era lo que siempre había buscado. Cuando apenada dijo que no me convenía porque su vida parecía un circo me dejó lleno de dudas. No podía ser trapecista por mi acrofobia, ni lanzador de cuchillos por mis tics, mi sobrepeso me impedía ser hombre bala, lo de payaso chocaba con mi carácter, para enano me sobraba un metro y lo de mujer barbuda no tenía sentido. Tras mucho discurrir le prometí aportar las luces, la melodía, la magia, la alegría y la ilusión a nuestra relación. Desde entonces vivimos en una eterna gira triunfal.

16 comentarios:

  1. Qué lindo... Ese circo si me gusta.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me gustó, Miguel. Buena metáfora. ¿Te lo llevaste a los encuentros de Anónima Mente?

    Un abrazo y suerte.

    ResponderEliminar
  3. "Tras mucho discurrir le prometí aportar las luces, la melodía, la magia, la alegría y la ilusión a nuestra relación."
    Es lo más bonito que he leído en mucho tiempo, ojalá todo el mundo aportara lo mismo a sus relaciones personales.

    Besos brujos

    ResponderEliminar
  4. Si está dedicado a alguien especial, díselo de palabra porque lo escribirá en un cuadro, y lo pondrá en sítio bien visible.

    Miguel

    ResponderEliminar
  5. Es un circo muy tierno. Saludillos

    ResponderEliminar
  6. Su, ¿y a quién no? Ese es el circo que todos buscamos, pero que no siempre encontramos. Saludos.

    Víctor me alegre de que éste sí te gustará. En efecto lo escribí por lo del concurso de Anonimamente. Es la segunda vez que participo, ya veremos qué pasa.

    Annie lo malo es que muchas veces nos quedamos en la teoría, y no avanzamos hasta la práctica. Gracias por tus palabras.

    anapedraza (Miguel) me salió así sin pensar en nadie en concreto, pero se me ocurre alguien a quién seguro que le gustará. Además le hace falta.

    Puck eso es lo que nos hace falta, ternura y amor.

    Viva el circo. Saludos

    ResponderEliminar
  7. Ainsssssssssssss yo quiero a alguien así jajaja.
    Un biquiño y gracias por ese sueño.

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado el relato. Está muy bien escrito, y muy bien llevado, la escritura es ágil y la resolución final sorprende y enternece. Felicidades. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Joder, qué bonito... poder llevar eso a una relación es casi un regalo de los cielos...

    ResponderEliminar
  10. ¡Que bien! El circo de la vida, el espectáculo de nuestraS RELACIONES DIARIAS. Ganaste, por seguro. Un saludo cordial y microabrazo Grande.

    ResponderEliminar
  11. Lo importante es que fluya el dialogo, que no os quedeis como estatuas el uno enfrente del otro...

    ResponderEliminar
  12. Si todos aportásemos eso a una relación, otro gallo nos cantaría.
    Un beso, Miguel.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Torcuato por tus aplausos.

    Irene ése es el problema, que cada vez nos desentendemos más y nos olvidamos de lo más importante.

    ResponderEliminar
  14. Este micro también lo he publicado en El Microrrelatista.

    Aquí os dejo el enlac por si queréis ver más comentarios.

    http://elmicrorrelatista.blogspot.com/search/label/Miguel

    ResponderEliminar