martes, 22 de febrero de 2011

Olvidos



-“¿Juana hoy es viernes?”
-“¡Otra vez! ¡Qué insistencia con el dichoso viernes! Me tienes negra”

Juana sonríe y cree que este año toca. Aunque Pepe nunca recuerda la fecha del aniversario ella presiente que esta vez sí lo ha hecho y por eso está jugando con ella.

Mientras tanto Pepe medita por qué pregunta por el maldito viernes y barrunta que al fin llegó. Primero las llaves que nunca aparecen, luego los repentinos cambios de humor, ahora olvidar en qué día vive. Piensa en su abuelo, en su padre, y en que los años no perdonan. Los genes tampoco.


10 comentarios:

  1. Es cierto que la edad no perdona, y a veces, la incomprensión, tampoco. Abrazos olvidadizos, espero que los que me conocen, sepan disculparme.

    ResponderEliminar
  2. Debe ser difícil empezar a olvidar sin darse cuenta de lo que pasa, o peor, sabiendo que tus genes te traen el olvido, como una crónica de un olvido anunciado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Desde luego lo único verdadero que tenemos son los genes...

    ResponderEliminar
  4. Para cuando yo ya sea viejito, seguro que venden genes en las farmacias.
    Salu2

    ResponderEliminar
  5. Fatal la palabra olvido, más si es enfermedad incurable. Está muy bien este micro: hay dos personajes y nos muestras sus puntos de vista, pero logras, en breve, conformar al protagonista.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Maite la edad, la incomprensión... y en este caso la enfermedad que encima es de las que te machacan, tanto a ti como a los que te rodean.

    Anita Dinamita y lo peor de todo es que no se puede hacer nada, al menos a día de hoy.

    Temujin todo lo demás es pura impostura. Y conste que llegará el día que los alterarán sin problemas, y si no al tiempo.

    Saludos para todos.

    ResponderEliminar
  7. Dyhego eso ni lo dudes. Cosas más difíciles se han pensado y después se han cumplido. Por suerte, o desgracia, todo va a estar a la carta.

    Baizábal a día de hoy lo es, pero habrá que tener esperanza en los investigadores y que en un futuro, esperemos cercano, esto pueda ser sólo historia.

    Saludos para los dos. Gracias por vuestra aportación.

    ResponderEliminar
  8. Los dos primeros párrafos me parecen geniales y encirran en sí mismos toda la historia.
    SAludillos

    ResponderEliminar
  9. El olvido es una cosa que según para qué puede ser útil o nefasto.
    Un abrazo, Miguel

    ResponderEliminar
  10. Puck pues si los dos primeros te parecen geniales tendré que trabajar más el tercero para que me quede redondo. Gracias.

    Torcuato según para qué. Hay veces que es bueno olvidar pero otras sin los recuerdos no eres nadie.

    Saludos.

    ResponderEliminar