jueves, 30 de diciembre de 2010

Semillas ilegales

(La foto está tomada en la Plaza Mayor)

“Una semilla en esta tierra desolada nunca florecerá. Márchate, aquí no hay futuro”. Tras escuchar a su padre Nwankwo decidió comenzar una nueva vida. España fue el destino elegido, y un montón de sueños su único equipaje. Tras meses de dura travesía Nwankwo llegó a Madrid. Aunque buscó trabajo sin descanso pronto comprendió que aquí nadie regala nada. Sólo hace medio año que llegó y su equipaje ya es historia.

Hoy sigue plantando en el suelo pero sigue sin obtener los frutos anhelados: una manta y productos falsificados no son las semillas que conseguirán que aquí logre echar raíces.



14 comentarios:

  1. Triste. Historia de tantos sueños rotos.
    Saludillos

    ResponderEliminar
  2. Sí, demasiadas veces termina todo así, antes de empezar.
    Una entrada que parece que continuación de la que he leído hace unos minutos, escrita por Bicefalepena.
    Triste fin de año. Pero un beso siempre se puede dar.

    ResponderEliminar
  3. El final no siempre es el principio de algo. La naturaleza es más sabia que nosotros...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Qué buena manera de continuar mi frase. Yop me veo en el brete de continuarla y estoy en blanco ;)


    Un abrazo Miguel

    Buen año llenos de muchos 99 palabras.

    ResponderEliminar
  5. Hola Miguel, soy Paloma, la de Extravaganzia. Me gustan tus microrrelatos, Y éste en particular me ha encantado. Me alegro de conocerte mejor, si quieres conocerme tú a mí también, te dejo la dirección de mi blog
    http://unlibroesunjardndebolsillo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno, sí señor, especialmente el final que enlaza perfectamente con el comienzo.

    ¿No te has adelantado un poco al publicarlo? Lo digo porque hay de plazo hasta el domingo.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta mucho Miguel, como siempre dando en el clavo de la injusticia. Me gusta tu compromiso.
    Un abrazo que dure hasta el 2011

    ResponderEliminar
  8. Puck casi siempre me salen historias tristes, y conste que ése no es mi estado actual, pero es lo que hay.

    Luisa Hurtado muchos sueños se esfuman antes de haber tenido tiempo de saborearlos. Es cirto que quizás queda un poco triste para el final de año pero bueno así se compensa tanta alegría. Por cirto, lo del beso siempre viene bien, sea o no fiesta.

    Bicefalepena la naturaleza rezuma sabiduría. A ver si tengo tiempo y le echo un vistazo a tu entrada (la que recomienda Luisa)

    Gracias por vuestros comentarios y Feliz Año Nuevo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Javier Domingo demasiado cierto, por desgracia. Encantando de que me sigas, por aquí estaré.

    Rosana un placer tenerte por aquí, y más en esta entrada que te la debo a ti. Enhorabuena por la victoria, espero que no sea la última. Seguro que el nuevo año te trae la inspiración para continuar tu frase.

    Paloma Hidalgo encantado de verte por aquí también. En cuanto pueda le echaré un vistazo a tu blog, seguro que merece la pena.

    Feliz Año para todos y gracias por vuestras opiniones.

    ResponderEliminar
  10. Elisa gracias por tus palabras. Es cierto que me he adelantado pero no me había dado cuenta de que esta semana el concurso se alarga siete días más. Un fallo de cálculo.

    Anita Dinamita se hace lo que se puede. Espero que para el próximo año me salgan entradas más optimistas.

    Temujin ¿qué es un desperdicio? Me perdí.

    Saludos para todos. En 99 palabras os desea Feliz 2011

    ResponderEliminar
  11. PQue una semilla no arraigue, ¿te imaginas la cantidad de pensadores que nunca llegaron a crecer? e ingenieros, médicos, astrónomos, magníficos carpinteros, albañiles pintores...Eso es un desperdicio.

    ResponderEliminar
  12. Una historia necesaria. Sobria narración. Correcta.

    ResponderEliminar