miércoles, 8 de diciembre de 2010

Acuática

Nacer un 27 de enero por parto acuático marcó a Marimar. Su unión con el agua continuó cuando tras licenciarse en Ciencias del Mar conoció a Marino, un Piscis del Canal de Isabel II, con el que se fue a vivir a Cánovas del Castillo, junto a Neptuno.

Por ello quizás a todos les sorprendió que aquel tormentoso día Marino cayera con el coche al Manzanares para no volver.

Poco después Marimar alquiló un apartamento en la costa, y en su primera noche, bajó hasta la playa, se quitó el bañador y avanzó hacia el horizonte entre las olas.


18 comentarios:

  1. Los orígenes, son los orígenes, y siempre, por extraño que en ocasiones parezca, volvemos a ellos. Ahora serán felices!!! Por cierto, preciosa la foto aérea de San Sebastián. Abrazos salados

    ResponderEliminar
  2. Igual que aquel viejo galeón que nació en el mar y ahora vaga a la deriva :)
    Biquiños.

    ResponderEliminar
  3. Se que no es para reír, pero me ha hecho mucha gracia, aunque la pobre Marimar eligiese el mismo final que Alfonsina.
    Besos, Miguel.

    ResponderEliminar
  4. Ahí dejo ese ´ para la primera palabra, jajaja, soy una maniática de los acentos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Concuerdo, muy consecuente con las raíces de su vida. El relato, muy consecuente también

    ResponderEliminar
  6. Maite estoy de acuerdo en eso. Casi siempre volvemos a los orígenes por muchas vueltas que hayamos dado antes.

    Carmela buen símil.

    Irene la gracia o no va en cada uno, y supongo que a Marimar no le hizo gracia pero tampoco le dio pena, era lo que le ´tenía que pasar, sin más. Por cierto no sé ahora mismo quién es Alfonsina.
    En cuanto a lo del acento yo también soy partidario de ponerlo.

    Juan Vázquez como ya he dicho antes así tenía que ser, estaba predestinada a ello desde el momento en que nació.

    Saludos para todos.

    ResponderEliminar
  7. Lo que tú no sabes es que el día que nació Marimar llovía a cántaros.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Pues mira no había caído en eso que dices pero seguro que fue así.

    Besazos para ti.

    ResponderEliminar
  9. "en algunos lugares le llaman La Mar porque, como buena mujer, guarda tesoros escondidos y misterios..."

    excelente micro

    ResponderEliminar
  10. Médico del Alma eso es innegable. Está repleta de secretos aún por descubrir. Ojalá se tarde mucho en hacerse.

    Saludos y gracias por tus palabras

    ResponderEliminar
  11. Qué bonito homenaje a Marina, divertida y trepidante esa biografía (semi?) inventada.

    Saludín...

    ResponderEliminar
  12. R.A. te aseguro que es completamente inventada. Como suele decirse, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Pues más a tu favor...que me ha encantado, vaya

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Pues ya sabes R.A. estás invitada a leer todas las demás historias que por aquí aparecen publicadas. Espero que alguna de ellas te llene también.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Llego tarde pero segura... y hoy llueve en La Palma (hay alerta por lluvias y todo) así que quizá no debía llegar antes.
    Alfonsina y el mar, la cantaba Mercedes Sosa y es una canción preciosa... que le viene que ni pintada a Marimar.
    Un relato divertido y bonito a partes difusamente iguales.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  16. No conocía la canción, de hecho de Mercedes Sosa tampoco he escuchado demasiado, casi todo lo que sé de ella es por referencias de otra gente.

    La aclaraciónb ha sido perfecta, ahora sólo me queda buscar la letra y ver las similitudes.

    Gracias Anita

    ResponderEliminar
  17. Al final todos retornamos a nuestros orígenes y Marimar regresa a su elemento.
    Tanto Marimar como yo, somos Acuáticas, pero ambas compartimos un dato no relacionado con el agua: somos acuario y aunque parezca mentira, es un signo de aire...
    Me ha gustado Miguel.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  18. Acuática recuerda eso de: "Polvo eres, y en polvo te convertirás".

    Curioso lo que me dices de los Acurarios, no lo sabía.

    Gracias por pasarte.

    Saludos

    ResponderEliminar