lunes, 20 de diciembre de 2010

Loca venganza

Tras varios meses de hospitalización recibió el alta. Aunque físicamente estaba bien, psicológicamente la herida seguía abierta. Tardó bastante tiempo en salir a la calle; pero cuando se decidió, el destino hizo que se topara con el salvaje que casi le arrebata la vida por un portátil y calderilla.

Le siguió hasta un callejón. Un adoquín, junto a la rabia acumulada, transformó aquel rostro odiado en una masa deforme y sanguinolenta. De vuelta a casa, saboreando su venganza, se cruzó con un compro-oro y le vio, miró al vendedor ambulante y le vio, observó al taxista y le vio…

15 comentarios:

  1. Excelente, Miguel.El final es brutal.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, además puede tener una doble interpretación, tal vez el remordimiento de conciencia le haga ver el rostro en todos lados siendo peor la postvenganza que la prevenganza o, como creo que has querido decir, la rabia le impulsó a ver el rostro por todas partes, y ahora se da cuenta que se equivocó de víctima. Esta última versión nos traería a la cabeza una metáfora en la que muchas veces, antes la rabia, la venganza o cosas más mundanas, como el mal humor, acaban pagando justos por pecadores. Un abrazo (ufff, se me ha ido un poco la pinza hoy ¿no?)

    ResponderEliminar
  3. Hace mucho tiempo vi una película con la misma trama, la única diferencia es que era un violador.

    Besos brujos

    ResponderEliminar
  4. Genial Miguel, un relato redondo en 99 palabras, ahí es nada!
    Bss

    ResponderEliminar
  5. Yo lo veo a diario Miguel, el que más o el que menos, a veces somos así.

    ¡Genial!

    Miguel

    ResponderEliminar
  6. Víctor te agradezco tus palabras. En efecto, el final lo es todo en esta historia.

    Maite en este caso la historia tiene que ver con tu segunda interpretación aunque es cierto que la otra opción también podría ocurrir. Puedes explayarte siempre que quieras y cuanto quieras.

    Annie, ¿recuerdas cuál era la película? Me pica la curiosidad por saber cómo iba la trama.

    Saludos y gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Puck, saludillos.

    Avellaneda eso es lo que trato siempre aunque pocas veces se consigue. Una alegría verte de nuevo por aquí.

    anapedraza (Miguel) a mí me asusta que podamos llegar así aunque es cierto que la cabeza es bastante traicionera y quizás ninguno estemos libres de acabar así.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Excelente MIguel, una grata sorpresa leer este micro tuyo.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. Es escalofriante, y lo malo es que cualquiera puede trastornarse, la mente es muy misteriosa, que los dioses nos libren.
    Besos, Miguel.

    ResponderEliminar
  10. Estremecedor. Muy bueno.
    Un saludo, Iria L.

    ResponderEliminar
  11. Baizábal me alegra verte de vuelta.

    mera gracias. Feliz año para ti también.

    irene ninguno estamos libre de ello. Eso lo tengo muy claro.

    sucedeque me alegra que te gustara. Bienvenida.

    Saludos para todos. Que lo paséis lo mejor posible estos días.

    ResponderEliminar
  12. ojala no me la tope yo!
    Me gustó.

    ResponderEliminar