viernes, 25 de octubre de 2013

Instantes

La foto está tomada de Internet

Sus miradas tiernas eran para la chica, con cara de niña mala, que cada mañana viajaba frente a él en el metro. Sus palabras cálidas las guardaba para su compañera de trabajo, una de esas mujeres que harían perder la cabeza a cualquiera. Los whatsapp más picantes siempre iban dirigidos a la novia de su mejor amigo, y la camarera del bar donde comía a diario era la receptora de sus besos más apasionados. Al llegar a casa se sentaba con su mujer frente al televisor y recordaba que los mejores momentos del pasado siempre estaban relacionados con ella.


8 comentarios:

  1. Precioso, los instantes y lo eterno. Qué parecidos somos los humanos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Los instantes se relaciona con anhelos, mentiras, mediaos deseos y acaban en meros fragmentos de un hoy, que tal vez sólo encontramos al llegar a casa, con el ser amado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Somos instantes, de paso hacia el siguiente, tan efímero como nosotros.
    Un abrazo Miguel

    ResponderEliminar
  4. Pues me ha gustado ¡si señor!,
    hace tiempo que no paseaba por tus instantes y puedo decirte que me han llegado, sobre todo esa frase final referida al pasado ... a lo que fue y no es.

    ¡¡Un beso Miguel!!
    y prometo llegar a tus 99 palabras en cada instante que se tercie del presente ¡nunca del pasado!

    ResponderEliminar
  5. Me ha parecido muy triste, ese soñar con lo que no se tiene y conservar lo que fue...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  6. Supongo que todo pasa. Hoy este micro me da para mucho.

    ResponderEliminar