jueves, 1 de abril de 2021

Sueños (Día 91)

SUEÑOS

Introduce moldes en la troqueladora como un autómata, mientras el encargado escenifica la rutina de gritos y amenazas. Su concentración se limita a valorar si mereció la pena cambiar la felicidad que disfrutaba con su familia por la miseria de un sueldo sin contrato. Ochocientos euros por once horas diarias, seis días semanales, doce meses al año. Hoy los sueños que lo empujaron a emigrar se esfumaron y solo queda el que da el cansancio. Ese mismo sueño que hoy enganchará su mano en la máquina. El que hará que su jefe lo abandone en la puerta del hospital.


1 comentario:

Lo que aquel verano me dejó

 Esta es mi segunda aportación al concurso de Zenda #elveranodemivida LO QUE AQUEL VERANO ME DEJÓ Tras muchas noches de nervios, apuntes su...