viernes, 24 de mayo de 2013

Por causas ajenas


Cada mañana la veía en el andén y quedó atraído por su belleza y su semblante misterioso. A diario intentó que sus miradas se cruzasen pero no lo consiguió hasta aquella mañana. Al llegar a su altura ella le miró y con cara triste levantó la mano y le saludó. Pero no fue un saludo sino una despedida, portada de todos los periódicos. Aquel día la línea C-15 quedó suspendida “por causas ajenas a Renfe” y desde entonces él sigue en tratamiento psicológico sin explicarse por qué lo hizo, y seguro de que jamás volverá a conducir un tren.

P.D. El último microrrelato publicado en mi otro blog se titula "Pecado". Se trata de un nuevo intento de hacer micros con una pizca de erotismo. Pincha aquí si quieres comprobar si lo he conseguido.


3 comentarios:

  1. Un micro entretenido, esta bien, pero no tiene la fuerza que suelen tener.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguelángel este micro llevaba almacenado en el ordenador más de un año porque no me acababa de llenar. Es posible que ese tiempo no haya sido suficiente para que pueda llegar a impactar lo suficiente.

      Muchas gracias por tu opinión.

      Eliminar
    2. Lo malo de tener tanto nivel y tanta fuerza es que caundo te sale algo mas light se nota :-)

      Eliminar