miércoles, 20 de junio de 2012

Guiris


Cuando aterrizó en España su rostro se iluminó: su cóctel ansiado “sexandsun” estaba más cerca. Inmediatamente fue a la playa buscando que su piel blanquecina y sus tatuajes se aclimatasen al sol de julio. Ocho horas después regresó al hotel y decidió dejar lo del sexo para mañana. Su segundo día fue calcado al anterior. Y el tercero, y el cuarto,… Al finalizar sus vacaciones no pagó la cuenta del hotel: había desaparecido. Cuentan que desde que se esfumó, un cangrejo no autóctono, de extrañas manchas negras, recorre las playas desabrochando con sus pinzas los bikinis de las turistas. 



11 comentarios:

  1. Simpático relato, mira que tiene que dar gusto que llegue un cangrejo y te desabroche el bikini. Intento imaginar ¿qué le llevó a esa transformación? aunque creo que tengo la respuesta, acabo de darme cuenta, jaja, los "guiris" se ponen como cangrejos.

    Me gustó. Un saludo,

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bueno! Yo debo ser guiri porque entre el tatuaje, mi piel blanquecina y que me pongo como un cangrejo al sol... :-)
    Un micro muy de temporada.
    Un abrazo, Miguel.

    ResponderEliminar
  3. Casi quemarse, tostándose al sol, no es igual que broncearse con método.
    Ese cangrejo seguro se esconde por las playas, porque mil y un bikinis se descubren desabrochados, por el arte de birlibirloque, cuando te incorporas en la toalla.

    Muy jocoso. Me gustó.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Felicidades por este micro estival. Me pensaré lo de los cangrejos con manchitas en la playa ¡seguro que veo muchos este verano! (pero que ni se acerquen... ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Miguel, aunque puedo sospechar que se imaginan de nosotros los turistas, no quiero saberlo a ciencia cierta, pues seguro que son barbaridades que se cumplen.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Buen micro para recibir el verano, Miguel! Me has hecho reír un montón.

    Aquí los cangrejos no autóctonos están devastando la fauna. :-)

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  7. Jaajajajjajaj un cangrejo muy pillo. Gracias por las risas y besos desde el aire

    ResponderEliminar
  8. Gracia por las risas, no he contado las palabras, pero sigues en las 99...

    Ese cangrejo de qué mar es...?
    Besicos, amigo

    ResponderEliminar
  9. ¡Vaya con el cangrejo! muy tunante lo veo, Me he reído un montón.

    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Me gustó por la plenitud de su lógica. Bravo.

    ResponderEliminar
  11. Cualquier día de estos pasará de veras.

    ResponderEliminar