lunes, 13 de febrero de 2012

La vida en dos rayas



Conchi y Javier eran envidiados por todos. Llevaban cinco años casados, se querían, vivían en una zona lujosa, tenían trabajos inmejorables y amigos de los de verdad. Sin embargo nadie conocía su secreto: buscaban como obsesos una raya para poder ser plenamente felices. Desde hacía tiempo, la necesidad de encontrarla dificultaba sus relaciones y les creaba un vacío que les iba separando. Mes tras mes esperaban el ansiado día en el que repetían el ritual: Conchi, recién levantada, entraba al baño y Javier esperaba nervioso. La expectación acababa cuando ella salía desencajada y sin haber visto la segunda raya.


14 comentarios:

  1. Reconozco haber pasado por ese momento (no tras 5 años) y es jodida la espera. Cuánto de nuestras expectativas de vida nos hace no disfrutar del día a día.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo el que lo ha pasado sabe bien lo duro que es.

      Besos

      Eliminar
  2. Miguel, he tenido que leerlo dos veces para al final buscar otro sentido del que me quedó con la primera lectura. Eso me ha gustado mucho, pues creo que has conseguido crear una duda razonable. Los dos sentidos me parecen muy buenos.

    Es un buen micro.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado Nicolás. De los dos sentidos que dejas caer mi intención es finalmente llevar a dónde dice Ana en el comentario anterior. Saludos.

      Eliminar
  3. Muy bacano este micro ¡Felicidades!

    bacano, na.
    1. adj. Col. bacán (‖ estupendo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan nunca había oído esa expresión. En este caso me encanta haberla aprendido.

      Saludos

      Eliminar
  4. Felicidades por este micro que también me deja pensando en el doblete que creas. La raya para ser feliz....y después la segunda....

    Un abrazo des demispalabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La segunda es la que tiene que aparecer al lado de la primera si deseas conseguir otro tipo de felicidad.

      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  5. Gran micro que me obligó a dos relecturas para darme cuenta de que tipo de rayas hablábamos.
    Buen trabajo, Miguel.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Respuestas
    1. Cybrghost este juego de rayas lo tenía aparcado en el ordenador desde hacía más de medio año porque no me acababa de llenar. No sé por qué ahora me ha dado por sacarlo, y por suerte a algunos os gustó.

      Saludos

      Eliminar
  7. Rayas que luego te "condenan" a prisión preventiva durante toda su infancia...Qué bien se te da jugar con las palabras.

    Ahora que te pongo cara, mucho mejor.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paloma de eso, por suerte, sé ahora un poco, y algo de prisión sí que tienen. En mi caso con dos carceleras.

      Estoy contigo, con cara mucho mejor. Abrazos.

      Eliminar