lunes, 29 de marzo de 2010

Sueños

"¡Acelera perro! ¡Estás dormido!"

Mientras el encargado escenifica su rutina de gritos y amenazas, Oswaldo continúa metiendo mecánicamente moldes en la troqueladora: 200, 201,… Ha cambiado la felicidad de disfrutar de mujer y cuatro hijos por 700€ mensuales, once horas diarias, seis días semanales, doce meses al año.

Al echar la vista atrás comprueba que aquellos sueños que le trajeron hasta España son ya sólo eso, sueños. Hoy, el único que le queda es el provocado por el cansancio, el mismo que consigue que su mano se enganche en la máquina y acabe abandonado en la puerta del hospital.


6 comentarios:

  1. ¡Hola Miguel!

    Te felicito, porque a la sociedad se nos olvida rápido las injusticias.

    A pesar de lo duro de tu post, la realidad siempre supera a la ficción.

    Hay solución: cárcel y condena íntegra, pero....

    Siempre se ha dicho, el mayor enemigo del hombre es el propio hombre.

    ¡Un abrazo!

    MIGUEL

    ResponderEliminar
  2. conozco varias de estas personas que se cansan a varios miles de kilómetros de casa mientras sus hijos crecen sin conocerles. Duro.

    ResponderEliminar
  3. me ha gustado mucho como esta resuelto, pero deberías lograr mayor intensidad.

    Por otro lado, creo que el escribir microrrelatos en 99 palabras es una obligación demasiado exigente y demasiado dificil. Es una barrera obligada que no creo que sea producente, entre otras cosas, porque ya escribes partiendo de esa imposición.

    En mi blog encontrarás muchos microrrelatistas como yo. Te será muy útil.

    ResponderEliminar
  4. Miguel la verdad es que nunca se sabe dónde está el límite del ser humano. Hay veces que de humanos tenemos sólo eso, el nombre.

    Zorro de Segovia debe ser durísimo ver pasar los días y estar lejos de tu familia, perderte cómo crecen., cómo aprenden, cómo empiezan a descburir cosas.

    Daniel gracias por pasarte por aquí. Lo de las 99 palabras es un obligación que me he autoimpuesto. La verdad es que en algunas cosas soy un poco cabezón, y en este caso me ha dado por ahí. Intentaré seguir por este camino y si veo que me agobia ese objetivo cambiaré. Por supuesto que me pasaré por tu blog, ya lo he hecho en varias ocasiones y siempre aprendo algo nuevo.

    Saludos a todos, y gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  5. Qué tristeza, a muchas personas no sólo no se les cumplen sus sueños, sino que estos se vuelven terribles pesadillas.
    Un beso, Miguel.

    ResponderEliminar
  6. Irene y por desgracias esto sucede muchas veces de las que nos creemos.

    Besos

    ResponderEliminar