lunes, 28 de septiembre de 2015

Caducidad


Tras meses de mentiras, silencios y desprecios se han sentado a hablar. Después de los reproches, los sollozos y los besos han acordado que juntos podrán superar el muro que les aísla. Incluso han prometido encontrar esas nubes en las que siempre andaban subidos al principio de su relación. 
Al acostarse él ha vuelto a buscar la petaca de vodka que disimula en su mesilla y comprueba cómo la caja de preservativos avanza desbocada hacia su caducidad. Ella echa mano de las tabletas de orfidal y lexatin, para no recordar que su caja de los sueños caducó hace tiempo.

4 comentarios:

  1. Me trajo a la cabeza la canción "Es Mentira" de Sabina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé qué parte te refieres de la canción, pero perfectamente podría ser:
      Menos piadosas que las del corazón
      son las mentiras de la diosa razón,
      yo solo te conté media verdad al revés
      (que no es igual que media mentira).

      Saludos

      Eliminar
  2. Me ha atrapado la manera en que consigues algo precioso de la crudeza de la realidad. Me encanta. Me quedo por aquí para seguir leyéndote.

    Yo, si no te molesta, yo te invito a que conozcas a Dunya (nnleo.blogspot.com.es). Pásate, disfrútala y, si te gusta, quédate :)

    Un saludo!

    ResponderEliminar