jueves, 20 de diciembre de 2012

Dieta milagro (microrrelato para "Un cuento antes del fin del mundo")



A lo largo de esta semana Acuática, del blog "No me vengas con historias", ha decidido que hoy jueves, a las once de la noche, había que publicar en nuestros blogs un microrrelato antes de que llegue el fin del mundo. Os dejo con mi aportación a esta iniciativa. Espero que esta historia le sirva a alguien, si el mundo sigue pasado el día de mañana. 


DIETA MILAGRO 
Tras la última recaída el médico fue tajante: o le daba un cambio drástico a su dieta o su salud seguiría deteriorándose sin remedio. El consejo coincidió con el inicio de su nueva relación; desde entonces ha cambiado sus costumbres, pero su apetito carnívoro se ha desbocado. Ya no necesita cubiertos ni platos para saciar el hambre, le basta con disfrutar del cuerpo de Magdalena: pechos, vientre, clítoris, pies, boca,… Todo le deleita y le cura. En el hospital no se explican cómo los asteriscos que antes invadían sus analíticas, ahora se han convertido en unas caras amarillas sonrientes.



30 comentarios:

  1. Todo le deleita y le cura, me encanta esa dieta amorosa. Nos haces sonreír antes del fin del mundo, eso también deleita y cura. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sonrisa siempre es buena. Lo otro ni te cuento.

      Un abrazo para ti Elisa.

      Eliminar
  2. Bueno, toda cara sonriente es un asterisco repeinado. Como el amor, que maquea como nada.

    Abrazos posmortem

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho busqué la imagen, pero no tenía demasiado tiempo y me conformé con la que he puesto.

      Que nos siga maqueando el amor. Abrazos.

      Eliminar
  3. ¡Cómo me gustaría terminar a mí así el fin del mundo! Genial, de lo que llevo leído es sin duda el micro más optimista ^_^
    ¡Gracias por participar! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De vez en cuando viene bien cambiar el registro. No van a ser siempre atemas tristes.

      Gracias a ti Acuática por la iniciativa, que ya has visto ha sido un éxito.

      Eliminar
  4. Jjejejejje yo firmaba...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y quién no?

      Besos recogidos y mandados de vuelta

      Eliminar
  5. Si es que el amor todo lo cura. Hasta el Apocalipsis. Muy bonito :)
    ¡CADFDM leído!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso dicen. A el protagonista del micro al menos le funcionó.

      Saludos

      Eliminar
  6. Qué suerte!!! Voy a hacerme analisis a ver si me ponen a dieta!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anita pero tiene que ser una dieta estricta. Si no, no vale.

      Abrazos para ti.

      Eliminar
  7. Al fin del mundo hay que llegar con una buena sonrisa y los análisis en regla, sí señor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me apunto a esos análisis, aunque me parece que empieza a haber cola para ello.

      Saludos

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Pues ya sabes, a aplicarla para empezar bien el año próximo.

      Saludos

      Eliminar
  9. Ya se sabe que el amor cura...
    Muy bueno.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Miguel Ángel, el amor tiene estos efectos, que son capaces de curar hasta las peores de las enfermedades. Buen juego con el doble sentido del nombre de ella.

    Felices fiestas, un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Pues sí, festejar el cuerpo siempre fue muy recomendable (aunque algunos se empeñaron en imponer lo contrario). Por cierto, tú has adelgazado últimamente, ¿verdad? ;P
    Un abrazo sin asteriscos

    ResponderEliminar
  12. ¡A comer que la mesa está servida! Me encantó y eso que ayer despedí el mundo con un yogurcito "Ser" en la mano. Así no voy a ningún lado.
    Muy bueno. Saludos van, Miguel!

    ResponderEliminar
  13. Me ha gustado la dieta, tal vez deba aplicármela.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Las dietas de amor sin básculas para ingredientes, ni cálculos de caloría, además de ser maravillosas, debieran ser de obligado cumplimiento.
    Porque...para qué engañarnos. Cualquier día puede ser nuestro último día, con asteriscos o sin ellos en analítica alguna.

    Muy bueno. Un cordial saludo y felices fiestas.

    ResponderEliminar
  15. A ver si va a ser por eso lo de que mis análisis estén hechos un asco. Ya se sabe, el matrimonio...

    ResponderEliminar
  16. Si es que siempre se ha dicho que la dieta del cucurucho es sana, económica y hace amigos...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Una dieta a seguir a pies juntillas, se acabe o no el mundo, Miguel.

    Muy bueno.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  18. Jajaja, esa dieta me gustaría que me mandaran después de mis analisis, sí señor, una buena dieta para este cuento del fin del mundo.
    Gracias por las risas.

    Besitos

    ResponderEliminar
  19. Está bien un poco de humor, jeje Cada día habría que afrontar de esta manera un fin del mundo ¿no? jeje

    Un saludo indio
    Mitakuye oyasin

    ResponderEliminar
  20. jajaja acabar el mundo "a dieta" no está nada mal
    saludillos navideños

    ResponderEliminar
  21. Emoticonante el micro. Por cierto, suscribo lo de Fernando. El micro tuyo y el de Sara andan interconectados ¿no? :P
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Con esos ingredientes, es una dieta de gourmet. Mientras disfruta de tales manjares ya puede llegar el fin del mundo que, a buenas horas, deja de comer.
    Besos de fin de año.

    ResponderEliminar