lunes, 26 de abril de 2010

Somos novios


Se besaron, apuraron sus copas y agarrados de la mano se sentaron a escuchar su canción favorita. La aguja acariciaba los surcos y la música invadía el salón: "Somos novios pues los dos sentimos mutuo amor profundo ...". Volvieron a mirarse y sonrieron, estaba escrita para ellos: "Somos novios mantenemos un cariño limpio y puro ...".

La copa de Isabel cayó a la alfombra y al instante la de Carlos tuvo el mismo destino. Después de cincuenta años juntos habían encontrado la unión eterna: "Para darnos el más dulce de los besos ... Sin hacer mas comentarios, somos novios".

14 comentarios:

  1. ¡Hola Miguel!

    ¡Joder que historia más dura!, ¿que pasaría para llegar a eso?

    ¡Muy dura!

    Miguel

    ResponderEliminar
  2. Guau!!
    Has conseguido que se me erice la piel.

    Un abrazo Miguel.

    ResponderEliminar
  3. madre mía...buena historia, pero dura, dura...

    ResponderEliminar
  4. Si Romeo y Julieta levantaran la cabeza... Me doy una vuelta por aquí, Miguel, con tu permiso.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. El amor no muere, pero mata. Besicos!!

    ResponderEliminar
  6. Ese es todo un ideal: bien planteado el argumento; yo preferiría que citaras un poco menos la canción y que le metieras más de tu cosecha.

    Me agradó.

    ResponderEliminar
  7. Miguel supongo que el miedo a la soledad.

    Torcuato me alegro de que la historia te haya llegado. De eso se trata.

    Didac dura y real como la vida misma. No es una invención mía, todos loa ñso sucede algo similar.

    Victor el final es como el de ellos, y el amor también.

    hm exacto. Es el miedo a que el otro muera y quedarse solo después de toda una vida teniéndose el uno al otro.

    The darksunrise como diría Sabina: "porque el amor cuando no muere mata, porque amores que matan nunca mueren"

    Baizabal me salió así. Cuando me estaba imaginando la historia me vino a la cabeza la canción y creía que iba bien así para acompañarla. Gracias por tu consejo.

    Saludos, y gracias a todos por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  8. Más macabro que los guiños pasados.
    Como decimos por acá: "se me enchinó la piel".

    Saludos!

    "porque amores que matan, nunca mueren".

    ResponderEliminar
  9. Me gusta mucho tu blog! :)
    A mí la historia me ha parecido más bien tierna... es bonito ser viejecitos y sentirse novios, con muerte y todo...

    ResponderEliminar
  10. Médico del Alma últimamente me están saliendo así.

    Virginia pues sí eso es lo bonito, eso es lo que tiene que quedar.

    Saludos, y gracias por vuestras palabras.

    ResponderEliminar
  11. Impresionante a la par que duro, pero mejor así que en soledad!

    un beso

    ResponderEliminar
  12. Esto se llama estar compenetrados, me parece un lujo después de cincuenta años, ya nada ni nadie podrá separarlos, un poco triste, por el final, pero bonito.
    Un beso, Miguel.

    ResponderEliminar
  13. Esta entrada la publiqué también en El Microrrelatista.

    Os dejo el enlace por si queréis ver los comentarios que allí se dejaron
    http://elmicrorrelatista.blogspot.com/2010/06/somos-novios.html

    ResponderEliminar