lunes, 25 de febrero de 2019

Nos vemos allí arriba

Esta es mi aportación a la propuesta de "El Bic naranja".
Se trataba de escribir una historia basada en la foto que acompaña a esta entrada. 

Soñar despiertos era nuestro juego favorito. Imaginábamos cuántos hijos tendríamos, si adoptaríamos perro o gato, si convenía más campo o ciudad. Contabas que habrías querido ser astronauta para viajar a la luna, yo solo con mirarte tocaba el cielo. 

 La probé después de que aquel borracho te arrollara y ya somos inseparables; al inyectarla me relajo y el dolor desaparece. Hoy te veo reflejada en la lluvia, paseamos junto a dos niños y una perra. Mi pulso se ralentiza y veo esa luz. ¿Será nuestro cielo? Así acaba este viaje que hará que pronto pueda sentirte entre los dedos.


1 comentario:

  1. Una tristeza que remonta en el recuerdo de la infancia. Lugar al que regresamos una y otra vez cuando llueve en el corazón.

    Un abrazo y feliz tarde

    ResponderEliminar

Lo que aquel verano me dejó

 Esta es mi segunda aportación al concurso de Zenda #elveranodemivida LO QUE AQUEL VERANO ME DEJÓ Tras muchas noches de nervios, apuntes su...