jueves, 9 de noviembre de 2017

De maletas y refranes


 Esta es mi aportación semanal a los Viernes Creativos de El Bic naranja. En esta ocasión el microrrelato debía ser sobre la última imagen que hubieras captado con el móvil. En mi caso apareción esta maleta.

Tomó la maleta más voluminosa que tenía y fue escudriñando entre lo que almacenaba en el trastero de su mente. Guardó reproches paternos, desplantes de sus hermanos y desprecios de sus íntimos. Después arrojó las mentiras y traiciones que durante años tuvo que soportar de Javier. Y haciendo un esfuerzo remetió al fondo todos los consejos de aquella amiga que después se fue con él. Cerró a presión y la abandonó junto a los contenedores. Horas después, al ver la maleta desvalijada, ha recordado el refrán favorito de su abuela: "de la vaca flaca, la lengua y la pata". 

2 comentarios:

  1. Excelente manera de dejar atrás las lacras de los reproches y malos ratos. Ese refrán no lo había escuchado. Tiene su miga

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Necesito unas cinco o seis maletas como esas, y pronto.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar