viernes, 29 de abril de 2016

Desparejado



4 comentarios:

  1. Amargo e injusto final, para una prenda de ropa que lo acompañó por tanto tiempo. Pero es, prácticamente, el incierto destino de todos los calcetines del mundo: perderse el uno del otro.

    Saludos, Miguel!

    ResponderEliminar
  2. Vaya, parece que hemos cambiado un poco, si no el estilo, si la temática. Pero sigue siendo una delicia leerte.
    Salud.

    ResponderEliminar
  3. Lo malo es que somos, muchas veces, como esos calcetines desparejados cuyo misterio nos embarga ante la lavadora de la vida.

    Un abrazo

    ResponderEliminar