lunes, 9 de febrero de 2015

Desnuda en la pecera



2 comentarios:

  1. Esta escultura siempre provoca esa inquietud de qué hará cuando no la ven. Puede ser lo que dices, yo imaginaba que buscaba una silla con respaldo todaaaa la noche, para leer. :-)

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Lo que aquel verano me dejó

 Esta es mi segunda aportación al concurso de Zenda #elveranodemivida LO QUE AQUEL VERANO ME DEJÓ Tras muchas noches de nervios, apuntes su...