jueves, 1 de enero de 2015

El poder de la comunicación


Harto de que en su relación la cama solo sirviera para dormir, Marcial encontró en la radio a la sustituta perfecta. No calmaba sus instintos libidinosos, pero al menos le relajaba. Cada noche se dormía, acariciándola bajo la almohada, mientras Laura descansaba. Ella le dejó hacer pero anoche, en cuanto le oyó encenderla, fue a por Marcial vestida con su perfume favorito. Él, hinchado de deseo, comenzó a explorar aquellas curvas tan añoradas hasta que, con rapidez pasmosa, ella le quitó la radio y dio media vuelta. Cuentan que hacía años que Laura no disfrutó tanto en la cama.


2 comentarios:

  1. "Video Kills The Radio Star" y Radio Kills The Passion Nights" :-)

    ResponderEliminar
  2. Hay que escuchar menos la radio y más a la respiración de quien duerme con uno. Es una historia muy evocadora del poder de la palabra y de cómo con ella se promueven imágenes . Por el valor de la palabra!

    Feliz año, que esté cargado de buenas emociones para ti. Un abrazo

    ResponderEliminar