martes, 26 de marzo de 2013

A contracorriente


En verano llevaba abrigo y bufanda mientras que en invierno salía en manga corta. Comenzó a disfrutar de los discos de vinilo cuando la música se disfrutaba dándole a la tecla “download”; escribía microrrelatos cuando casi nadie los conocía, y se pasó la novela histórica al ver que cualquier juntaletras se sentía capaz de escribir microficción. Todos decían que le gustaba ir a contracorriente, y lo confirmaron cuando después de haber disfrutado de las mujeres más bellas de la ciudad, se enamoró de un bombero que era la envidia del vecindario. Cuentan que ese mismo día finalizaron sus excentricidades.

P.D. Hoy he publicado la segunda entrada en mi otro blog de microrrelatos "Entre vueltas de tuerca". Se titula "Final inesperado"


jueves, 21 de marzo de 2013

Vínculos (Colaboración con la Primavera de Microrrelatos Indignados)

Con este micro participo en la Primavera de Microrrelatos Indignados

VÍNCULOS 

Primero se encadenó a las puertas del banco que le estaba amargando su existencia, y al día siguiente junto al Ministerio de Justicia, pero sólo consiguió un cuerpo lleno de moratones. Ahí fue cuando comprendió que las cadenas no eran suficientes, y buscó otra forma para lograr que nadie rompiera los lazos que le unían con la casa que le vio nacer. Esta mañana la comisión judicial, acompañada de un furgón policial, ha ido a su casa para consumar el desahucio pero nadie les ha abierto. Una soga le ha bastado para quedar atado para siempre a su hogar.


P.D. Aprovecho esta entrada para deciros que hoy pongo en marcha un nuevo blog de microrrelatos. Se llama "Entre vueltas de tuerca" y en él colgaré todas aquellas historias que por su extensión no tienen cabida aquí. Os invito a que deis una vuelta. Seréis bienvenidos.

Entre vueltas de tuerca.- http://entrevueltasdetuerca.wordpress.com/



jueves, 14 de marzo de 2013

Historias (ir)reales


Después del timbrazo, movió la mirilla y les vio intentando reventar la puerta. Entre insultos y golpes la llevaron encañonada, con los ojos vendados y maniatada, hasta un edificio en el que solo se escuchaban gritos y llantos. En cuanto aparecieron las descargas, los latigazos y las quemaduras, sus alaridos se acoplaron sin esfuerzo al sonido de fondo. Cuando creía que todo había terminado, varios hombres se aliviaron con ella y después la arrastraron hasta un camión junto a otras personas desconocidas. Hoy en el noticiero dicen que diez individuos peligrosos murieron anoche en un enfrentamiento con el ejército.
 


viernes, 8 de marzo de 2013

La primera vez


Siempre invitaba a los críos más guapos para escuchar junto a él los partidos y las radionovelas. Nunca faltábamos ninguno a la cita pero el día de la final los otros chicos estaban castigados, y a las chicas no les apetecía ver fútbol. 
Mis recuerdos se emborronan entre el vino de consagrar, para espantar el frío, y la lucha de los jugadores contra aquellos rusos con rabo y cuernos. Sin embargo jamás olvidaré el gol de Marcelino; no porque por primera vez fuimos campeones, sino porque aquel día don Tomás quiso demostrarme lo que él entendía como amor fraternal.


viernes, 1 de marzo de 2013

Hoy "En 99 palabras" cumple su tercer año


Acabo de darme cuenta de que hoy, 1 de marzo, este blog cumple tres años. Por eso aprovecho desde aquí para daros las gracias a todos los que por aquí seguís pasando a echarle un vistazo a todas las historias, algunas mejores otras peores, que voy colgando por aquí.

El año pasado para celebrar los dos años me animé a organizar un concurso del que salí bastante satisfecho por el gran número de premios que conseguí para los ganadores. Me habría gustado que este concurso se convirtiera en algo habitual, pero la falta de tiempo y sobre todo el pensar que esta nueva edición no iba a estar a la altura de la anterior, al menos en lo que a premios se refiere, me ha hecho dejar de lado por ahora esta idea.

Para este nuevo año por supuesto seguiré con mi idea de escribir microrrelatos en 99 palabras, pero me está rondando por la cabeza el abrir otro blog en el que tengan cabida todas aquellas historias que tengo acumuladas en el ordenador y que no están sujetas a ninguna cabezonería. Si al final me animo ya os lo avisaré por aquí por si a alguien le interesa. 

A muchos de vosotros os veré el 18 de mayo, y a otros os seguiré leyendo por aquí. 

Gracias por todo.