viernes, 21 de septiembre de 2012

Dos microrrelatos no seleccionados para el concurso semanal de Cuenta 140


El general 
Él, melómano tenaz, comprobó que con su pluma le bastaba para hacer música. Su firma lograba que una melodía de miedo recorriera el país.

¿El poder de la imaginación? 
María se despertó llorando. Al contarle a mamá lo que pasó en su cama, ésta respondió como su papá anoche: esto solo está en tu imaginación. 

(Presentados al concurso Cuenta 140. Tema: El poder). Os dejo el enlace para que podáis leer los 20 microrrelatos finalistas.


lunes, 17 de septiembre de 2012

Mala suerte (Finalista Cuenta 140)


 Mala suerte

"Solo se convenció de que su amor era del todo imposible cuando arrancó la última margarita que quedaba en su provincia"


Este microrrelato ha quedado entre los 20 finalistas de esta semana del concurso Cuenta 140 (Tema: El amor) 


lunes, 10 de septiembre de 2012

Impotentes



Tras despertarle, le lavó, le vistió, desayunaron y, tras subirle a su silla de ruedas, fueron al cementerio en el que descansaba su esposa. Allí, frente a la lápida, el padre incapaz de soportar tanta pena acumulada, sacó una nota del bolsillo y rompió a llorar. El hijo tampoco pudo evitar el reguero de baba que le caía hasta la ropa. Dos disparos rompieron la tensión del momento, después volvió la paz. 
Hoy apenas nadie habla del porqué de esas dos muertes. Los problemas afectivos del futbolista de moda copan la cuota de pena y sentimientos de las noticias.


jueves, 6 de septiembre de 2012

Amor al detalle



Le vio sentarse frente a ella y supo que era él. Observó sus labios carnosos y la boca se le hizo agua. Imaginó sus manos, grandes y fuertes, recorriendo cada milímetro de su piel. Las noches de insomnio encontrarían cobijo en su pecho, y sus ojos sensuales verían corretear a sus futuros hijos. Iba recorriendo sus piernas robustas y fue al llegar a los pies cuando el pitido de apertura de puertas unido a la visión de aquellos calcetines blancos rompió el hechizo. Se bajó con una sonrisa, segura de que el siguiente metro traería a su hombre perfecto.


lunes, 3 de septiembre de 2012

Deseos, magia y realidad



Por quinto día consecutivo fue a ver la película dispuesta a llorar de nuevo. Esperanza ansiaba un amor como aquel y no entendía por qué al final una bala perdida dejaba al protagonista agonizando en brazos de su amada. Y como las lágrimas de aquella mujer eran como suyas, a diario volvía esperando el milagro. Hasta que aquel martes, cuando ya preparaba su arsenal de pañuelos de papel, el galán sobrevivió. La película continuó y vio cómo la heroína, harta de infidelidades y vejaciones, se suicidaba. Al aparecer el nuevo “The End” maldijo para siempre la magia del cine.


P.D. La foto está tomada en la calle Conde de Romanones, junto a Concepción Jerónima