miércoles, 26 de octubre de 2011

El regalo


Aunque era la noche de Reyes no deseaba regalos como el que tenía entre sus manos. Lo miró con desdén durante unos segundos, lo envolvió, salió a la calle y lo depositó en el primer contenedor que encontró. Luego se acostó hasta que el timbre interrumpió su sueño. Fue la última vez que pudo dormir varias horas seguidas. Desde entonces la pena y los remordimientos eternizan sus días en prisión.
A pocos kilómetros otra mujer disfruta de su vigilia. Y es que para ella nada hay más placentero que pasar la noche en vela cuidando de su recién llegado.


viernes, 21 de octubre de 2011

Colaboración en el libro "Blanco, rosado y tinta"


Si la semana pasada me llevé la alegría de ver publicados cuatro de mis microrrelatos en la Revista Narrativas, ayer al llegar a casa me encontré con una carta del Gobierno de la Rioja con el libro "Blanco, rosado y tinta". En él se incluye una selección de 100 de los 3025 microrrelatos presentados a la última edición del certamen "El Rioja y los cinco sentidos"

La sorpresa llegó cuando descubrí que el microrrelato que yo había mandado, "La última cena", había sido seleccionado en dicho libro. Por eso hoy os dejo con el texto que mandé y con las dos obras ganadores del concurso: "Estirpe", de Javier Fernández Elena y "Amanece", de Gertrudis Graciela Delgado Padrón.


LA ÚLTIMA CENA
Se miran y brindan entrelazando sus manos. Juan saborea el Rioja pensando que aquellos intensos aromas serán uno de los últimos placeres para Carmen. De hoy no pasa. Carmen juguetea con la copa segura de que el poco paladar de Juan bastará para no apreciar el amargo sabor a almendras.


ESTIRPE
Lo supo en el mismo instante en que la primera gota tiñó la tierra. Sería un tinto denso, firme, con carácter. Cada copa llevaría un pedazo de su estirpe. Cada sorbo, la dulce complicidad de su secreto. Lo supo allí, con la azada aún en sus manos, mientras el cuerpo del capataz se desangraba sigiloso entre las cepas.


AMANECE
Sólo cuando el vino les ablandó el alma amaneció la noche.

viernes, 14 de octubre de 2011

Colaboración con la revista "Narrativas"

Hay veces en las que el trabajo me absorbe más de la cuenta y no me queda ni un segundo libre para relajarme y poder escribir algo. En momentos de estos viene bien una ayuda externa que te dé algo de moral y eso es lo que me ha pasado hoy. Esta mañana me he encontrado en el correo con la noticia de que acababa de salir el número 23 de la revista Narrativas y cuatro de mis microrrelatos han tenido el honor de aparecer allí (pág. 123). En concreto los micros son: "Recuerdos de la feria", "Bultos personales", "Póntelo, pónselo" y "El huerto de los sueños". Os dejo aquí el enlace por si queréis echar un vistazo: http://www.revistanarrativas.com/

miércoles, 5 de octubre de 2011

Amistades plúmbeas

Julián aún no acaba de creérselo, Febre, el vagabundo del pasadizo de Recoletos, falleció anoche. Le veía a diario, tanto al llegar a la oficina, como al marcharse, como si fuera parte del paisaje. Allí sentado dejaba correr la vida sin importarle a qué velocidad pasara, acompañado de un chucho, el cartón de don Simón y unos soldaditos de plomo. Julián sabe que le echará en falta y que tardará en recuperarse del disgusto. Además nunca se perdonará el no haber intimado más con él. Seguro que así habría conseguido que Febre le regalara aquellos soldaditos que tanto deseaba.