jueves, 24 de febrero de 2011

Cruce de destinos

Julia empuja a toda prisa el carrito de Nicolás, debe acudir a una entrevista y llega tarde.

Guzmán vuela en su coche intentando ganarle al tiempo esos minutos necesarios para alcanzar a Marisa. Su AVE está al salir y tiene que convencerla de que no le abandone.

El destino hace que el sol, que todavía está desperezándose pero comienza a apretar con ganas, los junte a todos en aquel cruce.

Hoy Nicolás todavía añora aquellas caricias dulces ahora desaparecidas; Marisa sigue preguntándose por qué Guzmán no intentó retenerla y los madrileños aún recuerdan aquel verano que acabó en junio.

martes, 22 de febrero de 2011

Olvidos



-“¿Juana hoy es viernes?”
-“¡Otra vez! ¡Qué insistencia con el dichoso viernes! Me tienes negra”

Juana sonríe y cree que este año toca. Aunque Pepe nunca recuerda la fecha del aniversario ella presiente que esta vez sí lo ha hecho y por eso está jugando con ella.

Mientras tanto Pepe medita por qué pregunta por el maldito viernes y barrunta que al fin llegó. Primero las llaves que nunca aparecen, luego los repentinos cambios de humor, ahora olvidar en qué día vive. Piensa en su abuelo, en su padre, y en que los años no perdonan. Los genes tampoco.


viernes, 18 de febrero de 2011

Buscando a la muerte


Tras varios días sin pegar ojo estaba eufórico, había dormido cuatro horas seguidas. Sin embargo una disparatada idea le martilleaba, se había despertado deseando matar a alguien. No sabía el porqué, sólo que debía hacerlo.

Pensó en posibles objetivos pero a nadie odiaba lo suficiente. Repasó la agenda, nada. Pensó en sus ex-amantes, nada. Dio un paseo por si alguien le despertaba la suficiente inquina, tampoco nada.

Ya en casa la necesidad de matar le ahogaba. Salió con la pistola al balcón, tomó aire y se decidió. Instantáneamente, tras el estruendo, todos sus problemas desaparecieron, todo lo demás también.

miércoles, 16 de febrero de 2011

Mendigos

La chica morena, de pie junto a La Mallorquina, observa en silencio al mendigo sin brazos, agitando con la boca el vaso con las monedas recolectadas, y al yonqui que, de rodillas, implora algo para comer.

Al verles comprende que sus caras de angustia y necesidad hoy se diferencian muy poco de la suya. Mientras ellos piden ayuda a gritos, ella continúa suplicando, en voz baja, y mirando compulsivamente su reloj.

Horas después, al caer la noche, el manco y el yonqui deciden marcharse. Es entonces cuando ella, con lágrimas en los ojos, comprende que él también se fue.

lunes, 14 de febrero de 2011

Doble nacionalidad

Aunque tímido, cuando Julián llevaba una copa de más, era el rey del bar. Allí, ante la atenta clientela, se ufanaba de conocer medio mundo. Al preguntarle cuántas ciudades había visitado nunca contestaba, pero aseguraba haberse acostado con mujeres de los cinco continentes.

A diario amenizaba al personal con una hazaña distinta. Hasta que una noche, al pedirle una nueva historieta, Julián respondió con un derechazo a la mandíbula.

No han vuelto a verle por allí. Encerrado en casa, no olvida aquel fatídico viernes, cuando en ese club nuevo descubrió que de repente era “venezolano” por parte de madre.

viernes, 11 de febrero de 2011

Amor ante todo

El príncipe, deseoso de encontrar el amor, rebuscó por todos los cuentos.
Primero encontró a Rapunzel, pero tras escalar la torre descubrió su obsesión por champúes y suavizantes. Después halló a Bella, pero el trankimazin pudo con sus besos. Cenicienta, Blancanieves… ninguna realmente ansiaba enamorarse.

Cuando se resignó a vivir solo, una rana llamó su atención.
-¿Ranita, estás hechizada?
-Sí.
-¿Y un beso rompería el conjuro?
-Sí, si nos juramos amor eterno.
-Perfecto, sólo busco eso.
Tras besarla un musculoso muchacho, de dulce mirada, le susurró tiernamente:
-¿Hola guapo, algún problema?
Pensativo, el príncipe contestó:
-Ninguno, nadie es perfecto.


miércoles, 9 de febrero de 2011

Doble juego.

Al terminar el discurso de la ministra de Sanidad exclamó: "Maldita zorra". Dio una última calada a su habano y arrojó al suelo los papeles de la mesa del despacho.

Después, en su comparecencia de prensa aseguró estar harto de que este Gobierno inepto prohibiera todo aquello que procuraba felicidad a sus conciudadanos.

Lo que realmente sentía, y no contó, era que con la excusa del bien de los demás esa jodida puta estaba arruinando tanto su presente como su futuro. Quizás sus plantaciones de Extremadura pudieran adaptarse a nuevos negocios pero lo de la funeraria no tenía solución.

lunes, 7 de febrero de 2011

Cabriolas

Aunque sus mejores años ya pasaron las circunstancias obligan a seguir todavía en la calle. Nada es como antes ya que a sus muchos años hay que añadirle tanto su pésimo equilibrio como el miedo a las alturas. Sin embargo, cada vez que escucha aquellas notas su cuerpo hambriento consigue una vez más alcanzar el último peldaño.

Al finalizar el número su compañero de fatigas, vestido de flamenca, pasa el platillo pero nada saca, ni siquiera aplausos, sólo indiferencia.

“La flamenca” recoge el organillo y ella, acompasando su caminar con un lastimoso balido, le sigue hasta el próximo barrio.

viernes, 4 de febrero de 2011

Cuenta atrás

Cinco días viviendo un cuento de hadas.
Cuatro semanas conviviendo para comprender que eso sólo ocurre en las películas.
Tres meses para descubrir todas sus miserias.
Dos años de tortura, psicológica y física, para anularla totalmente
Una maleta hecha con prisas y una nota para abandonar el infierno.


Cinco días comprobando que sin apenas esfuerzo la tenía entregada.
Cuatro semanas para entender que ella no era lo que buscaba.
Tres meses dejando claro quién mandaba en la relación.
Dos años aplicando lo de “el que la hace la paga”
Una herida en su orgullo y sólo una cura posible.