lunes, 4 de octubre de 2010

Negra Navidad

“Entrasteis por la puerta, saldréis por la chimenea” La primera vez que lo escuché era Navidad y creí que era un mensaje en clave para ver a Papá Noel. Deseé alcanzar esa chimenea pero no supe cómo encontrarla. La Navidad pasó pero nada vino para ayudarnos a soportar aquel invierno, sólo disminuyeron los niños que me acompañaban. Se llevaron a los más necesitados y sentí envidia, porque pensé que fueron a conocerle. Setenta años después, me levanto cada mañana rememorando todas las torturas y vejaciones vividas y agradeciendo no haber sido yo el que salió por aquella humeante chimenea.

9 comentarios:

  1. Prefiero no imaginarme la forma en la que salieron por la chimenea, y más tratándose de niños, no sé si es que estaré demasiado derrotista para pensar lo que estoy pensando.
    Besos, Miguel.

    ResponderEliminar
  2. Durísimo relato, pero contado de una manera excelente. Felicidades. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias anapedraza (Miguel) por tus palabras.

    Irene me temo que vas bien encaminada.

    Maite duro, pero tristemente real.

    Saludos y gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  4. Lo fue Dyhego, lo fue.

    No sé si ha quedado claro lo que he querido contar en esta entrada, pero está basada en una entrevista que leí hace muy poco sobre un niño que salió vivo de un campo de concentración. Espero haberlo conseguido.

    Salu2

    ResponderEliminar
  5. Hola Miguel , has conseguido ponerme la piel de gallina, sobre todo porque hablas de realidades. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Desde luego que es una navidad negra.

    Enhorabuena, está bien transmitido.

    ResponderEliminar
  7. !Ufffffffffffffff! No tengo más palabras. Un beso

    ResponderEliminar